La Iglesia católica cubana consideró positiva la reforma económica realizada en estos últimos años en Cuba, pero exhortó a las autoridades a continuar con cambios políticos y el reconocimiento de la oposición.

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba publicó este fin de semana una nueva Carta Pastoral titulada "La Esperanza no Defrauda", mediante la cual fijó la posición de la institución religiosa sobre situación de la isla.

"Como ha venido ocurriendo en el aspecto económico, creemos imprescindible en nuestra realidad cubana una actualización o puesta al día de la legislación nacional en el orden político", expresaron los prelados en un documento que fue leído --en partes-- a los feligreses y entregado de manera íntegra a medios de prensa el lunes.

La Carta Pastoral es la primera que los obispos ofrecen en conjunto en 20 años. Se sucede a otra denominada "El amor todo lo espera", publicada en 1993 y que ocasionó en su momento una fuerte polémica por sus señalamientos al gobierno.

El nuevo documento de la jerarquía católica hizo hincapié en los progresos económicos luego de que el presidente Raúl Castro comenzara en 2010 la apertura a algunas iniciativas privadas, la entrega de tierras ociosas a productores, la aprobación de una nueva política crediticia a particulares y la creación de cooperativas no agrícolas, entre otras medidas.

Sin embargo, indicaron los obispos, aún hay rezagos en esta materia, como los bajos salarios que afectan a sectores profesionales y empleados estatales de sectores claves como salud y educación.

La Conferencia también exhortó en el documento de 12 páginas a realizar una apertura política donde haya "derecho a la diversidad con respecto al pensamiento, a la creatividad, a la búsqueda de la verdad".

También hizo mención en la necesidad de "diálogo" entre los cubanos con diferentes criterios.

Las autoridades cubanas no reconocen estatus legal a la oposición, a la cual acusan de ser financiada y orientada desde el exterior por grupos de interés contra el gobierno de la isla.

El poderoso Partido Comunista, único con personería legal, no tiene como misión presentar candidatos a las elecciones y su función es asesorar y dirigir a la sociedad.

La nueva Carta Pastoral fue también entregada a las autoridades de la isla, informó a periodistas el secretario de la Conferencia de Obispos, monseñor José Félix Pérez.

"Se desea que la carta sea leída con el mismo espíritu que fue escrita... constructivo", dijo Pérez para quien el documento refleja "un pensamiento propio de la doctrina social de la iglesia".

Los obispos insistieron en la necesidad del levantamiento de las sanciones y el embargo impuesto hace más de cinco décadas por parte de Estados Unidos --a fin de presionar cambios políticos-- a la isla y que son éticamente inaceptables.

"La cercanía geográfica y los vínculos familiares entre los dos pueblos (Estados Unidos y Cuba) son realidades insoslayables que deberían tenerse en cuenta en orden a favorecer una política inclusiva, mediante el respeto a las diferencias", señalaron.

Aunque la iglesia Católica es una denominación religiosa minoritaria en cuanto a feligresía en Cuba, en los últimos tiempos tuvo un destacado papel de interlocución con el gobierno logrando incluso un acuerdo para la liberación de presos de conciencia entre 2010 y 2011.

---

Andrea Rodríguez esta en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP