Sequía se extiende en grandes zonas agrícolas de EEUU

Las condiciones de sequía aumentaron el mes pasado en medio de un clima que fue más cálido y seco en gran parte del oeste de Estados Unidos, aunque la lluvia de primavera en la zona agrícola del centro-norte podría mejorar la situación de los agricultores que se preparan para la temporada de cultivo de maíz y soja.

Las estadísticas semanales que difunde el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía muestran que este flagelo moderado o peor afectaba a 36,8% de Estados Unidos hasta finales de la semana pasada, casi un aumento de cinco puntos porcentuales sobre la semana anterior, pero ligeramente menor a los niveles del año pasado.

En la última década, ese porcentaje ha oscilado entre 9% en 2010 a casi 52% durante la devastadora sequía de 2013.

He aquí un vistazo a las condiciones actuales:

AGRICULTORES A LA EXPECTATIVA

Algunas zonas de Iowa, Illinois y Kentucky registraron lluvia la semana pasada y precipitaciones adicionales podrían tener lugar esta semana en la misma área. Sin embargo, las zonas anormalmente secas han comenzado a reflejar la falta de humedad que se remonta al otoño pasado y los meses recientes, dijo Brian Buchs, climatólogo del centro.

Esta situación supone un cambio respecto de los últimos años, cuando demasiada lluvia impidió a los agricultores plantar o trabajar sus campos en partes de Iowa e Illinois.

"La sequía es como una espada de doble filo", declaró Fuchs. "Los agricultores pueden ingresar en los campos sin batallar por la humedad, que ordinariamente en los últimos años ha supuesto una dificultad para algunos de ellos. Pero por la misma razón, la sequía podría comenzar a causar problemas".

Según las estadísticas, las condiciones de sequía cubren ahora 22% de la tierra utilizada para la producción de maíz y 18% en la destinada a soja. Esas cifras reflejan un incremento en comparación con principios de marzo, cuando la sequía afectaba apenas 6% de las zonas de cultivo de maíz y 5% de las de soja.

El clima seco tampoco ayuda para el trigo de invierno. La sequía afecta ahora 42% del área donde se efectúa la cosecha, un aumento sobre el 33% de principios de marzo.

Durante el invierno y los primeros meses de la primavera, las condiciones para los cultivos de trigo han declinado abruptamente en Nebraska, Dakota del Sur y Kansas, dijo Brad Rippey, meteorólogo del Departamento federal de Agricultura, quien escribió el informe más reciente de seguimiento a la sequía.

MESES DE CAUTELA POR DELANTE

El agricultor de Kansas, Clay Scott, dijo que este año no ha visto las fuertes tormentas de tierra que ha experimentado en los últimos años. Sin embargo, subrayó que la región ha ingresado en su cuarta temporada de cultivo en sequía.

"Existe la necesidad desesperada de lluvia en este momento", afirmó. "Si tuviéramos en breve una buena lluvia aquí, lograríamos una buena cosecha de trigo en el suroeste de Kansas en comparación con un par de años".

EL SECO OESTE

Los californianos pueden dar fe de las consecuencias en momentos en que el estado cumple su cuarto año con una sequía que afecta amplias zonas.

El gobernador Jerry Brown ha ordenado por primera vez en la historia reducir el consumo de agua debido a que la sequía afecta más de 98% del estado. Dos tercios de California se encuentran en una sequía extrema sin par.

Una lectura de vigilancia de la sequía la mide en cinco niveles que van desde anormalmente seco, porque es de corto plazo pero que puede obstaculizar el desarrollo de los cultivos, hasta excepcionalmente seco, que causa amplias pérdidas en cosechas y escasez de aguas en embalses y arroyos, lo cual propicia emergencias hidráulicas.