Estudio: Tomografías apoyan detección de encefalopatía

Una técnica de escaneo cerebral podría ayudar a identificar a personas que sufren una enfermedad relacionada con conmociones cerebrales provocadas por el fútbol americano y otros deportes, mal que actualmente se detecta sólo después de la muerte, según un estudio.

Tomografías practicadas a 14 jugadores de fútbol retirados, bajo riesgo de sufrir encefalopatía traumática crónica (CTE por sus iniciales en inglés), revelaron que presentan depósitos anormales de proteína en un patrón similar al encontrado durante autopsias en las que se buscaba hallar esta enfermedad.

La encefalopatía traumática crónica causa una degeneración progresiva en el cerebro de atletas y personas con múltiples traumatismos y otros golpes en la cabeza. Entre los síntomas está pérdida de memoria, confusión, agresión, depresión y demencia progresiva.

No se conoce una cura, pero el escaneo cerebral aumenta las posibilidades de detectar la enfermedad en sus primeras fases, cuando hay más posibilidades de tener éxito con tratamientos experimentales, según los autores del estudio.

También podría dar una perspectiva sobre la enfermedad y ayudar a los atletas con sus decisiones sobre el retiro, dijo el médico autor del estudio, Julian Bailes, codirector del Instituto Neurológico NorthShore en Evanston, Illinois.

Bailes y otras personas presentaron los resultados en un artículo publicado el lunes en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias.

El doctor Joseph Maroon del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, quien no estuvo involucrado en el estudio, dijo que los resultados son "un importante paso para detectar la CTE antes de la muerte".

Al igual que los autores, Maroon dijo que los resultados abrían paso a estudios más completos para investigar los diferentes usos que puede tener la técnica.

El estudio a 14 jugadores de fútbol americanos retirados incluyó a uno con demencia, uno con síntomas evidentes y a 12 con un déficit mental funcional llamado discapacidad cognitiva leve. Todos tenían un historial de traumatismos repetidos y otros golpes en la cabeza.

Para el estudio les inyectaron una sustancia que se une a los depósitos de una proteína anormal encontrada en pacientes con CTE y los hace visibles con una tomografía por emisión de positrones, o PET por sus siglas en inglés. Los resultados de las imágenes de la tomografía eran diferentes a los resultados de 28 personas saludables y 24 personas con Alzheimer, una enfermedad que se puede parecer a la CTE en sus síntomas.

Maroon dijo que la técnica podría dar una respuesta más definitiva si los científicos pudiesen encontrar una substancia que detecte de una forma más específica la proteína anormal.

___

En internet

Journal: http://www.pnas.org

Información sobre la CTE: http://bit.ly/1IVLBdv