Palestinos exigen transferencia de ingresos fiscales total

El presidente palestino rechazó el ofrecimiento de Israel de una transferencia parcial de ingresos fiscales que recauda de los palestinos, después de un congelamiento de tres meses, informó el domingo.

Mahmud Abás dijo que Israel quiere conservar una gran parte de los fondos fiscales congelados para liquidar deudas en las que ha incurrido la Autoridad Palestina que él preside, incluidas facturas de servicios no pagadas.

"Ellos dijeron que nos van a enviar nuestro dinero de impuestos", dijo Abás. "Pero cuando lo enviaron, restaron una tercera parte... Nosotros dijimos 'no' y regresamos el dinero, señalando que recurriríamos a arbitraje o a un tribunal".

The Associated Press no pudo contactar a funcionarios israelíes para conocer su postura.

Bajo acuerdos existentes, Israel recauda impuestos y derechos de aduana en representación de los palestinos y después transfiere los ingresos a la Autoridad Palestina, el gobierno autónomo de Abás. La transferencia de ingresos fiscales representa 70% de los ingresos de la Autoridad Palestina.

Israel congeló las transferencias fiscales en enero, después de que los palestinos solicitaron unirse a la Corte Penal Internacional, un paso que podría allanar el camino a la posibilidad de presentar cargos por crímenes de guerra contra Israel y contra el adversario palestino de Abás, el grupo miliciano islámico Hamas. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu anunció después de su reelección el mes pasado que reanudaría las transferencias.

Funcionarios palestinos señalaron que Israel adeuda a la Autoridad Palestina 1.800 millones de shekels (450 millones de dólares) en fondos congelados, pero que Israel exigió conservar cientos de millones de shekels para pago de deuda.