Un malentendido impidió momentáneamente localizar el lunes al ciclista Christopher Horner para realizarle un control antidopaje, un día después de que ganó la Vuelta a España, pero las autoridades estadounidenses en la materia lo exoneraron de infracción alguna.

"Esto no se considera como un incumplimiento del análisis", informó la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés), en un comunicado.

La Agencia Estatal Antidopaje de España informó que había recibido un pedido de la USADA para que le hiciese un control al estadounidense, que causó sensación al ganar este fin de semana la Vuelta a punto de cumplir los 42 años.

Pero el pedalista no estaba en el hotel del equipo, la dirección que se había proporcionado originalmente a la USADA.

El integrante del equipo RadioShack-Leopard había pasado la noche en un hotel distinto.

Más tarde, la USADA emitió un comunicado en el que confirmó que Horner había proporcionado con la debida anticipación los datos actualizados sobre su ubicación mediante un correo electrónico, pero el mensaje no se reenvió al funcionario antidopaje en España antes del análisis previsto.

El equipo dijo horas antes que se había informado a la USADA del cambio de hotel y que no se había cometido infracción alguna.

En el comunicado de RadioShack-Leopard se anexó una copia de un correo electrónico en el que la agencia estadounidense confirmaba haber recibido la información acerca del cambio de hotel.

La agencia española consideró normal que las autoridades antidopaje, como la USADA, soliciten que organizaciones en otros países realicen análisis en su nombre.

Horner, el pedalista de mayor edad en ganar una vuelta ciclística de prestigio, cumplirá 42 años el mes próximo.