Filipinas: Tormenta tropical se debilita, no deja daños

La tormenta tropical Maysak se ha debilitado antes de tocar la costa noreste de Filipinas, aunque desplazó a miles de vacacionistas y turistas de Semana Santa.

Alexander Pama, director de la agencia de respuesta a desastres de Filipinas, aplaudió el domingo la cooperación del público después que los vacacionistas obedecieron las advertencias y se alejaron de los centros turísticos junto al mar. Maysak provocó lluvias y fuertes olas, pero no se ha reportado ningún fallecimiento hasta el momento.

Maysak, que inicialmente se pronosticó que era un supertifón, provocó cuatro muertes y destruyó cientos de viviendas en Micronesia antes de tomar rumbo hacia Filipinas, donde las autoridades se prepararon para tratar de evitar un desastre.

El país sigue traumatizado por el tifón Haiyan, que mató a más de 7.300 personas en 2013.