Premier: Chelsea se aleja en jornada de goles maravillosos

Con siete puntos de ventaja y un partido pendiente, Chelsea parece tener en el bolsillo el título de la liga Premier. Lo que hizo tan atractiva la jornada del sábado de la liga Premier fueron varios goles de campanillas.

El más espectacular de todos fue el estadio Stamford Bridge de Chelsea, donde el volante de Stoke, Charlie Adam, anotó con un remate desde atrás de la media cancha que superó la estirada del arquero Thibaut Courtois. De todas formas, los Blues ganaron 2-1 y se aferraron a su ventaja en la cima cuando restan sólo ocho fechas.

Arsenal desplazó a Manchester City del segundo lugar al vencer 4-1 a Liverpool, con tres goles en ocho minutos del primer tiempo, todos de gran manufactura, entre ellos uno del chileno Alexis Sánchez. Manchester United, por su parte, trepó provisionalmente al tercer lugar con una victoria 3-1 ante Aston Villa, en la que Wayne Rooney anotó con un acrobático disparo de volea.

El campeón City cayó al cuarto puesto sin siquiera jugar, aunque puede recuperar el segundo lugar el lunes si vence a Crystal Palace.

Los golazos no fueron sólo de los equipos de vanguardia. Bobby Zamora superó al arquero con un exquisito toque de sombrero en la victoria de Queens Park Rangers por 4-1 ante West Bromwich Albion. QPR sigue en la zona de descenso, mientras que Leicester permanece en el último lugar a pesar de su vitoria 2-1 ante West Ham, la primera vez en tres meses que suma de a tres puntos.

Hull ahora está empatado con Villa, tres puntos por encima de la zona de descenso, luego de perder 3-1 ante Swansea, que contó con un doblete de Bafetimbi Gomis, incluyendo un tanto de chilena.

Southampton, que estuvo en puestos de Liga de Campeones buena parte de la primera mitad de la campaña, sigue hundiéndose tras perder 1-0 ante Everton.

En el estadio Emirates, el español Héctor Ballerín, Mesut Oezil y Sánchez marcaron al final del primer tiempo. Bellerín anotó con un remate de zurda con comba, Oezil con un tiro libre al ángulo y Sánchez con un cañonazo desde la medialuna.

"Estuvimos concentrados y fuimos precisos", dijo el técnico de Arsenal, Arsene Wenger. "Tuvimos el instinto asesino".

Jordan Henderson descontó desde el punto de penal, pero Liverpool quedó con un hombre menos por la expulsión de Emre Can a los 84 minutos, y Olivier Giroud redondeó el marcador en los descuentos.

"Defendimos mal", resumió el timonel de los Reds, Brendan Rodgers. "Desde el principio fuimos muy negativos, nos presionamos nosotros mismos".

Liverpool, quinto en la clasificación, perdió su segundo partido al hilo.