¿Otra postemporada para los Cardenales? Muy posible

Ningún otro equipo en Grandes Ligas ha conseguido más victorias de postemporada que los Cardenales de San Luis en lo que va de este milenio: 64.

Se clasifican a la postemporada casi que por inercia, 11 veces en los últimos 15 años. Se coronaron monarcas de la Serie Mundial en 2006 y 2011. También han estado presente en las últimas cuatro series de campeonato de la Liga Nacional.

Semejante clase de éxito sostenido se debe esencialmente al "Cardinal Way", su método de formar a sus propios peloteros y retenerlos. Dos tercios del roster de postemporada el año pasado estaba conformado por jugadores que firmaron su primer contrato con los Cardenales, gente como Yadier Molina y Adam Wainwright. También usan con maestría los análisis estadísticos para exprimir el máximo posible a su nómina año tras año.

Otra clave fundamental ha sido su pitcheo abridor. Y para repetir como campeones en la División Central este 2015, dependerán en gran medida de la efectividad de su rotación, en particular del brazo derecho de Michael Wacha.

La temporada 2014 de los Cardenales terminó con un lanzamiento de Wacha que Travis Ishikawa depositó en las gradas del bosque derecho en San Francisco, sentenciando la serie de campeonato tras cinco juegos.

Wacha era el último recurso en el bullpen del manager Mike Matheny debido a las dolencias que mermaron su rendimiento en la segunda parte de la temporada.

Fue un octubre distinto para Wacha, uno amargo. En 2013, poco después de debutar en las mayores, el derecho se consagró como el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato de ese año.