Perú: Humala nombra un primer ministro crítico con oposición

El presidente de Perú, Ollanta Humala, agravó sus diferencias con el Parlamento el jueves nombrando a un ácido crítico de la oposición como séptimo primer ministro, luego de que su antecesora fuera obligada a renunciar tras un escándalo de espionaje político.

"En un cargo como éste estoy obligado a dialogar", dijo el flamante primer ministro Pedro Cateriano, un abogado de 56 años, a la televisora pública. Era ministro de Defensa desde 2012 y un crítico acérrimo de los expresidentes Alan García y Alberto Fujimori.

Humala también cambió a los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa y Justicia. La jura de los cargos tuvo lugar la noche del jueves en Palacio de Gobierno en Lima.

Cateriano ha recordado con frecuencia en su cuenta de Twitter el desastre económico que provocó primer gobierno de García (1985-1990) al que calificó de "hecatombe" y también la probada y sancionada corrupción del gobierno de Fujimori (1990-2000).

Su nombramiento provocó duros cuestionamientos de la oposición.

"Significará un mayor enfrentamiento político", dijo a periodistas Héctor Becerril, legislador del partido fujimorista Fuerza Popular, la primera formación en el Parlamento.

"Nada bien le va hacer al país", afirmó a la prensa Javier Velásquez del partido APRA que lidera el expresidente García.

Humala también nombró como canciller a Ana Sánchez, una diplomática de carrera y ex jefa de asesores en el departamento. El cambio se produce en medio de roces con Chile por un presunto espionaje a Perú ocurrido entre 2005 y 2012.

Jakke Valakivi, exviceministro de Recursos de Defensa, fue nombrado ministro de Defensa y Gustavo Adrianzén es el nuevo ministro de Justicia. Otros 15 ministros fueron ratificados en sus puestos.

Según la ley peruana el nuevo gabinete tiene hasta 30 días para presentarse ante el Parlamento y solicitar su confianza. Si el parlamento se la niega, Humala puede cerrar el Congreso y adelantar las elecciones parlamentarias o buscar otro gobierno.

La mayoritaria oposición parlamentaria obligó el lunes a la renuncia de la entonces primera ministra Ana Jara por denuncias periodísticas de supuestos seguimientos del servicio de inteligencia a legisladores riales e incluso a oficialistas alejados de Humala.

Cateriano, amigo del Nobel Mario Vargas Llosa, ha recordado que en el segundo gobierno de Alan García (2006-2011) también se espió a la oposición de la época, entre ellos al ahora presidente Humala y a su esposa, Nadine Heredia.

El espionaje a la oposición no es nuevo en Perú.

Durante el gobierno de Fujimori (1990-2000) su asesor Vladimiro Montesinos usó el servicio de inteligencia para crear escuadrones de asesinos clandestinos, extorsionar y difamar a la oposición. También para proteger el narcotráfico y manipular a medios de comunicación.

Humala, con un 25% de aprobación en marzo según la firma Ipsos Perú, terminará su mandato en julio de 2016.