A menos que se vean las caras en la postemporada, ésta fue la última edición del Manning Bowl. Y el hermano mayor salió victorioso, por paliza.

Peyton Manning derrotó el domingo nuevamente a su hermano menor Eli, al lanzar dos pases de touchdown en la victoria por 41-23 de los visitantes Broncos de Denver sobre los Giants de Nueva York.

El mayor de los Manning tiene marca de 3-0 en la NFL contra su hermano. Las dos victorias previas fueron cuando Peyton jugaba con los Colts.

Ahora, el mariscal de los Broncos duda que pueda jugar otra vez contra su hermano menor.

"Creo que los dos estamos agradecidos de que esto", dijo Peyton, quien lanzó dos pases de anotación. "La postemporada es otra cosa, pero no creo que yo llegue al siguiente encuentro (de la temporada regular contra los Giants, en cuatro años). Creo que éste es el final. Eso es un motivo de alegría para mí y para la familia".

Su victoria el domingo se debió en gran medida al desempeño de Knowshon Moreno, quien anotó dos tuchdowns al avanzar en dos carreras, acumulando 93 yardas.

"Conversamos por unos 10 minutos. No hablamos sobre algo en particular. Fue una simple charla entre hermanos", relató Eli. "Después de eso, no hubo mucha fraternidad".

Denver (2-0), que ha ganado 13 partidos en fila de temporada regular, totalizó 109 yardas en total.

Peyton Manning no tuvo que repetir el desempeño de siete pases de touchdowns en la victoria ante Buffalo en la primera jornada.

Tampoco había que exigirse ante los Giants (0-2), un equipo blando y que perdió el balón tres veces tras hacerlo en seis en una derrota la semana pasada, ante los Cowboys. Nueva York fue también víctima de una espectacular devolución de 81 yardas de Trindon Holliday tras un despeje.

Los Cowboys, que aprovecharon todos esos errores de Nueva York el domingo pasado, se toparon ahora con una realidad muy distinta: la de los sorprendentes Chiefs.

Alex Smith lanzó para 223 yardas y dos touchdowns, y la defensa de Kansas City respondió en el último cuarto para superar 17-16 a Dallas.

Jamaal Charles acumuló 55 yardas por tierra y atrapó un pase de touchdown para los Chiefs, cuyo entrenador Andy Reid se estrenó con una victoria en su debut en casa.

Los Chiefs, además, igualaron su total de victorias de la pasada campaña. Es apenas su segundo arranque con foja de 2-0 desde 2005.

"Cuando tratas de construir algo, hay que ganar partidos como éste", dijo Smith, quien aportó también 57 yardas por tierra. "Estos son los encuentros que uno mira en noviembre y diciembre como algo decisivo. Necesitas estos triunfos".

El pase de touchdown atrapado por Dwayne Bowe en el tercer cuarto y el gol de campo de 40 yardas pateado por Ryan Succop a inicios del último les dieron a los Chiefs una ventaja 17-13.

Los Cowboys (1-1) respondieron con una buena ofensiva, pero debieron contentarse con un gol de campo de 53 yardas de Dan Bailey, con 3:55 por jugar. La defensa de Kansas City no les permitió la posibilidad de orquestar una ofensiva para voltear al marcador.

También los Dolphins están sorprendiendo.

Ryan Tannehill acumuló 319 yardas y lanzó un pase de touchdown, mientras que la defensa de Miami contuvo una arremetida postrera de los Colts de Indianápolis para vencerles por 24-20.

Charles Clay le dio la ventaja definitiva a Miami con un acarreo de una yarda al término del tercer cuarto.

Esta es la primera vez desde 2004 que Miami arranca la temporada con marca de 2-0.

Indianápolis (1-1) perdió de local por primera vez en un año, y por segunda en la corta carrera de su quarterback Andrew Luck en la NFL.

Luck tuvo a los Colts cerca de una remontada al llegar a la yarda 23 de Miami con 1:45 por jugar. Pero lanzó tres pases incompletos y después no pudo eludir el asedio de Miami

Tannehill completó 23 de sus 34 pases.

Luck conectó 25 de 43 envíos para 321 yardas con un touchdown y un pase interceptado.

En otros partidos, los Ravens de Baltimore vencieron 14-6 a los Browns de Cleveland, para que la foja de los campeones se colocara en 1-1; los Chargers de San Diego se reivindicaron tras una derrota dolorosa al derrotar 33-30 a los Eagles de Filadelfia; los Packers de Green Bay triunfaron 38-20 sobre los Redskins de Washington, que quedaron en 0-2; los Bears de Chicago superaron 31-30 a los Vikings de Minnesota, con un touchdown de Martellus Bennett cuando quedaban 10 segundos; los Saints de Nueva Orleáns se impusieron 16-14 a los Buccaneers de Tampa Bay, en un encuentro interrumpido durante más de una hora por una tormenta eléctrica.

Esas mismas condiciones meteorológicas obligaron a interrumpir el encuentro entre los 49ers de San Francisco y los Seahawks de Seattle, que jugaban más tarde.

Además, los Texans de Houston se impusieron 30-24 a los Titans de Tenesí; los Bills de Búfalo superaron 24-23 a los Panthers de Carolina; los Falcons de Atlanta derrotaron 31-24 a los Rams de San Luis; los Raiders de Oakland vencieron 19-9 a los Jaguars de Jacksonville; los Cardinals de Arizona se impusieron 25-21 a los Lions de Detroit.