México: escándalo por uso particular de helicóptero público

El uso de un helicóptero oficial para fines particulares de un funcionario federal desató un escándalo de posible abuso de poder en México y una investigación gubernamental.

La Secretaría de la Función Pública, considerado el órgano anticorrupción gubernamental, informó en un comunicado que investiga si el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, incurrió en responsabilidades administrativas por el posible uso de un helicóptero de ese organismo para un traslado personal.

El escándalo inició cuando en redes sociales y en algunos medios mexicanos se reprodujeron fotografías en las que observa cómo algunas personas bajan de una camioneta y se dirigen a un helicóptero de la Conagua, como se conoce a la comisión.

Aunque no se logra apreciar de quién se trata, diarios y sitios de noticias por internet refirieron que entre las personas estaban Korenfeld y su familia y que las imágenes fueron tomadas por algún vecino. En el costado del helicóptero sí se alcanzaba a leer la leyenda "Conagua".

Mientras las redes sociales se reproducían críticas, Korenfel usó su cuenta de Twitter para confirmar que había usado el helicóptero y ofreció una disculpa.

"Cometí un error inexcusable al utilizar un helicóptero de Conagua para transportarme al AICM. Ofrezco por ello una disculpa pública", señaló el director de la comisión. El AICM son las iniciales del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México.

Y en un segundo mensaje, señaló: "He procedido a cubrir el costo por la utilización del helicóptero, mediante depósito a la Tesorería de la Federación". Sin embargo, no precisó el monto ni se ha exhibido ningún comprobante.

El caso, sin embrago, ha llevado a algunos a pedir la salida de Korenfeld del cargo.

"Si el error es inexcusable es que no tiene justificación. Es una estupidez y amerita la dimisión de quien cometió el error", señaló también en Twitter el senador Javier Lozano, del opositor Partido Acción Nacional.

El columnista Julio Hernández López escribió en el diario La Jornada que Korenfeld fue "pillado en flagrante abuso de poder (un acto de corrupción, a fin de cuentas)" y que con la disculpa y el supuesto pago del costo por el uso del helicóptero se busca una "justificación para continuar con los beneficios personales o grupales a partir de los recursos públicos".

En 2013, pocos meses después de haber asumido el poder, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó remover de su cargo al titular de la oficina encargada de proteger a la gente de abusos de establecimientos comerciales, luego de un escándalo porque su hija pidió a inspectores al servicio de su papá clausurar un restaurante sólo porque no recibió la mesa que deseaba.

Y más recientemente, a finales de 2014, han surgido otros escándalos -sobre posibles conflictos de interés- que han alcanzado a Peña Nieto, su esposa y su secretario de Hacienda. Investigaciones periodísticas revelaron que ambos compraron inmuebles lujosos a contratistas gubernamentales. El mandatario ordenó al mismo órgano anticorrupción que lo indague, aunque esa decisión causó de inmediato críticas por considerar que no tenía sentido pedirle a un subalterno indagarlo.