Wall Street logra avance luego de dos días de pérdidas

Los principales indicadores bursátiles de Wall Street cerraron el jueves con una ligera alza después de dos días de pérdidas, mientras los inversionistas esperan el inicio de la siguiente ronda de reporte de resultados corporativos a partir de la próxima semana.

Los corredores fueron alentados por los datos económicos más recientes, particularmente un reporte gubernamental que indica una aguda disminución la semana pasada en la cifra de solicitudes de ayuda por desempleo. Eso pareció tranquilizar a los inversionistas, que esperan que el gobierno reporte un crecimiento laboral sólido en marzo.

"Existe un poco de expectativa de que la cifra de empleos será buena", dijo JJ Kinahan, jefe estratega de TD Ameritrade. El reporte será publicado el viernes, cuando el mercado estará cerrado por la conmemoración del Viernes Santo.

El precio del petróleo bajó del nivel de 50 dólares por barril después de que Estados Unidos, otras cinco potencias mundiales e Irán llegaron a un acuerdo sobre su programa nuclear, lo que podría propiciar que pronto se levanten sanciones contra Irán y permitan al país exportar más crudo.

El promedio industrial Dow Jones ganó el jueves 65,06 puntos, o 0,4%, para cerrar en 17.763,24. El índice compuesto por 30 emisoras ha retrocedido 0,3% en el año.

El índice S&P 500 subió 7,27 unidades, o 0,4%, a 2.066,96. En el año ha ganado 0,4%.

El indicador compuesto Nasdaq sumó 6,71 puntos, o 0,1%, a 4.886,94, con lo que extiende su crecimiento en el año a cerca de 3,2%.

La jornada tuvo un inicio turbulento. Los principales indicadores estuvieron brevemente a la baja al mediodía antes de moverse al alza, una tendencia que se mantuvo el resto de la sesión.

Los inversionistas han estado ponderando datos económicos mixtos mientras tratan de evaluar cómo vendrán los resultados corporativos en las próximas semanas.

A inicios de la semana, recibieron una pizca de reportes positivos sobre confianza del consumidor, gasto y precio de la vivienda, pero también reportes desalentadores sobre contratación, gasto en construcción y producción manufacturera.

Los datos reportados el jueves proporcionaron a los inversionistas más razones para estar optimistas.

El Departamento del Trabajo dijo que las solicitudes de apoyo por desempleo cayeron agudamente la semana pasada a un cifra desestacionalizada de 268.000. El decremento es una señal de un fuerte mercado laboral a pesar de evidencia de un crecimiento económico tibio en los primeros meses de 2015.

La tendencia con duración de cuatro semanas continúa yendo en la dirección correcta, señaló Tim Dreiling, gerente de cartera de U.S. Bank Wealth Management.

Datos nuevos sobre los pedidos a fábricas de Estados Unidos también ayudaron a levantar el mercado. El Departamento de Comercio dijo que los pedidos aumentaron un marginal 0,2% en febrero, rompiendo una cadena de seis meses consecutivos de disminución. Excluyendo los volátiles pedidos de transporte, las órdenes a fábrica se incrementaron 0,8%, la mayor cifra desde junio.

Mientras tanto, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial de la nación cayó 16,9% en febrero a 35.400 millones de dólares.

Analistas financieros pronosticaron que el departamento del Trabajo reportará el viernes que los empleadores crearon 248.000 fuetes de trabajo el mes pasado, según FactSet. Los empleadores agregaron 295.000 puestos en febrero.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 1,91%, de 1,86% del cierre del miércoles.

El precio del petróleo estadounidense de referencia cayó 95 centavos, cerrando a 49,14 dólares por barril en Nueva York. El crudo Brent cayó en Londres 2,15 dólares, para cerrar en 54,95 dólares por barril.