Masacre de Colorado: 2 millones gastados antes del juicio

El costo que representa para los contribuyentes investigar y juzgar el ataque a tiros en un cine de Colorado asciende a más de 2,2 millones de dólares aun antes del comienzo del juicio, y eso no incluye los costos legales para el acusado James Holmes.

Las autoridades de Aurora, un suburbio de Denver donde ocurrió la matanza de julio del 2012, dicen que han gastado más de 928.500 dólares en el caso. Esta cifra incluye más de 517.000 dólares en horas extra para la policía y otros empleados municipales.

John Schneebeck, gerente comercial del Departamento de Policía de Aurora, dijo el miércoles que el total incluye los gastos de otros departamentos municipales, aunque dijo no tener el detalle.

Schneebeck afirmó que más de 200.000 dólares en horas extra eran para los policías que acudieron al cine y al departamento de Holmes, donde se hallaron explosivos. El Departamento de Justicia reembolsó ese gasto, aclaró.

Las cifras fueron difundidas en respuesta a un pedido de The Associated Press.

Los fiscales habían acusado antes más de 920.000 dólares de costos directamente atribuibles al caso, sin incluir salarios, que habrían sido pagados de todos modos. Funcionarios judiciales dijeron haber gastado 435.000 dólares, sobre todo para la seguridad en el tribunal.

Los abogados públicos del acusado, financiados por los contribuyentes, se negaron a revelar sus gastos citando la confidencialidad entre los abogados y sus defendidos. Holmes, que acababa de abandonar los estudios en un instituto de enseñanza superior, es representado por defensores públicos porque no puede pagar un abogado privado.

El FBI y la policía del condado de Arapahoe también se negaron a revelar sus gastos en el caso. El FBI efectuó numerosas pruebas de laboratorio para conseguir pruebas y envió a agentes a atestiguar en audiencias previas al juicio. La agencia dijo que revelar los costos podría interferir con un caso en marcha.

El jefe de policía David Walcher citó motivos de seguridad para no revelar los gastos de su departamento y señaló que Holmes sigue recluido en una celda del condado.

Holmes se declaró culpable de haber matado a 12 personas y herido a 70 en el ataque del 20 de julio del 2012. Se anticipa que el juicio empezará el 27 de abril.