Alto Comisionado ONU observa fallas electorales en Bolivia

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos observó fallas en las recientes elecciones regionales en Bolivia que ponen en entredicho el derecho de los ciudadanos a un voto informado.

"Es inédito" que el tribunal electoral haya generado "incertidumbre e inseguridad en los ciudadanos al anular a último momento a un candidato de la oposición en la región oriental de Beni cuando la papeleta de sufragio ya estaba impresa", dijo el miércoles el delegado en Bolivia del organismo Denis Racicot.

El funcionario calificó de "pertinentes" las observaciones del jefe de la misión electoral de la OEA, el expresidente Álvaro Colom, quien el lunes sostuvo que si una situación similar se hubiera dado en su país, Guatemala, "hubiera habido por los menos 40 muertos y todas las oficinas electorales quemadas".

El candidato opositor a gobernador por Beni Ernesto Suárez fue sacado de carrera por haber divulgado encuestas fuera de tiempo faltando nueve días para la votación. No fue posible retirar su foto y sigla de la papeleta de sufragio.

Por esa decisión la oposición acusó al tribunal supremo electoral de favorecer al partido de gobierno en una región políticamente polarizada. No obstante, las elecciones en Beni se realizaron sin incidentes.

"Hay que reflexionar sobre la ley electoral y sobre el rol del tribunal en situaciones complejas", dijo Racicot, quien presentó su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Bolivia correspondiente a 2014.

Agregó que "hubo avances en los derechos económicos, sociales y culturales" pero "las deficiencias estructurales en el sistema de administración de justicia continúan siendo un reto" que Bolivia no ha podido superar.