Jacobson: Cuba tiene embudo que demora avances en diálogo

El gobierno cubano avanza lentamente en las negociaciones con Estados Unidos debido a que muchas decisiones deben ser aprobadas antes por altos mandos de su administración, dijo el miércoles Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental.

"Deben decidir cuántas reformas y cuántas decisiones están dispuestos a tomar porque las cosas deben avanzar. Podemos ayudar, estamos ofreciendo ayuda, pero eso debe ser, al final, la decisión del gobierno cubano", dijo Jacobson sobre las relaciones de ambos países durante una cumbre de negocios en Nueva York. "El motivo por el cual hay esta nueva política (de apertura) es que ya no va a ser el gobierno estadounidense el que frene las cosas", agregó.

Jacobson dijo que en el sistema político cubano hay una especie de "embudo" que sólo permite a ciertas personas tomar decisiones.

"Ese es un tema de control, pero que también hace que las cosas avancen lentamente", señaló Jacobson quien, aun así, dijo que se ha logrado progresar en las negociaciones para implementar una embajada estadounidense en La Habana.

Estados Unidos y Cuba anunciaron en diciembre su intención de iniciar un proceso de normalización de las relaciones diplomáticas, inexistentes desde hace medio siglo.

Desde entonces muchas cosas han cambiado y ambos gobiernos se han sentido un poco abrumados, dijo Jacobson. El proceso de normalización de las relaciones, sin embargo, durará años, indicó la funcionaria.

"La parte en la que estamos trabajando ahora es la parte diplomática de restablecimiento de relaciones diplomáticas, lo cual es un primer paso en un camino mucho más largo", dijo Jacobson.

Estados Unidos está aún en un proceso de revisión respecto al tema de borrar a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo, dijo Jacobson, pero "intentaremos terminarlo lo antes posible", señaló.

Jacobson también recalcó las diferencias existentes en materia de derechos humanos por parte de ambos países, como las críticas estadounidenses a la falta de varios partidos políticos en la isla. Aun así, señaló, las cosas no pueden cambiarse de la noche a la mañana y con el tiempo, espera conocer más la realidad cubana a través de su gente, dijo.

"En un momento dado le prometí a mi homólogo (cubano) que me comprometería a que nuestros diplomáticos intentarán hablar con el máximo número de los 11 millones de cubanos que hay", indicó Jacobson en tomo humorístico.

Funcionarios estadounidenses y cubanos tuvieron el martes una reunión preparatoria, pero concluyeron sin definir temas, sede o próxima fecha para el encuentro.

La funcionaria habló en Manhattan durante una conferencia titulada "The Cuba Opportunity Summit" ("La cumbre de oportunidades en Cuba"), organizada por la facultad de negocios Wharton, de la Universidad de Pennsylvania, la empresa Momentum, el Consejo de las Américas y el fondo Tres Mares Group.

Si las negociaciones a un primer nivel prosperan, se espera una próxima apertura de embajadas y posteriormente la normalización de las relaciones, que podría incluir el levantamiento del embargo que Washington impuso sobre la isla en la década de 1960 para presionar y lograr cambios en el modelo de gobierno cubano.

Respecto a cuándo se abrirá una embajada estadounidense en la isla, la funcionara no dio ningún plazo.

"Una de las razones por las cuales las cosas tardan es que necesitamos ciertas cosas para hacer funcionar una embajada", indicó.

Jacobson dijo respecto a la sede diplomática que ha sido difícil "asegurar que haya un verdadero acceso para la gente, especialmente para los estadounidenses que necesitan servicios".

"Necesitamos que éstos estén disponibles a estadounidenses y cubanos de la misma forma", agregó.

_________________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens