Arista de Gaza compra valioso Banksy a precio de ganga

Un hombre de Gaza de 33 años dijo haber sido engañado para vender una valiosa obra del artista urbano británico Banksy por menos de 200 dólares.

Se cree que el popular artista de grafiti estuvo en Gaza en febrero y dejó cuatro murales en la zona. Uno, que mostraba a la diosa griega Niobe, se pintó sobre una puerta que era lo último que quedaba de una casa de dos plantas propiedad de la familia Darduna, en el norte de Gaza.

Ignorando su valor, Rabi Darduna dijo haber sido engañado para vender la puerta a un interesado artista local por sólo 700 shekels, o unos 175 dólares, indicó el martes. Las piezas de Banksy se han valuado hasta en cientos de miles de dólares.

"No sabía que era tan valiosa. Escuché que se podía vender por millones", dijo Darduna. "Ahora quiero que me la regresen".

Darduna dijo que ni siquiera sabía quién era el artista británico y en un principio no sabía cómo pronunciar su nombre bien.

El artista de Gaza que compró la puerta Belal Jaled, dijo que no pretendía engañar a nadie. Sólo quiere proteger la obra y no tiene intención de lucrar con ella, afirmó.

"Compré la pintura para proteger su valor artístico y preservarla", dijo Jaled a The Associated Press. "Otra razón es para poder exhibirla. No tengo ningún interés monetario en esto".

Agregó que ha estado en contacto con los representantes de Bansky para obtener permiso para presentar el mural en exposiciones en Gaza.

El debate sobre la pieza se ha desatado en Facebook donde hay periodistas y activistas palestinos que acusan al comprador de engañar a la familia Darduna, mientras que otros lo defienden por comprarla legalmente. Jaled accedió a mostrar el mural a reporteros bajo la condición de que no se revele dónde está ubicado.

La casa de los Darduna fue una de las 18.000 construcciones que destruidas en la guerra de 50 días entre Israel y Hamas a mediados del año pasado. Banksy es un crítico de Israel y ha creado piezas en Gaza y Cisjordania para hacer conciencia sobre las difíciles condiciones en las que viven los palestinos.

Las otras obras que supuestamente dejó Bansky tras su misteriosa visita a Gaza son un mural con un gatito juguetón y unos niños sobre unos columpios que salen de una torre de vigilancia.

El publicista de Banksy, Jo Brooks dijo que para realizarlos en artista entró a Gaza por un túnel desde Egipto, aunque esa ruta es muy difícil y peligrosa.

En una visita anterior a la región, el artista realizó un mural con una niña que es levantada por unos globos sobre la barrera que puso Israel en Cisjordania.