Miles hacen huelga en fábrica de zapatos en Vietnam

Miles de trabajadores vietnamitas de una gran fábrica de calzado hicieron huelga el miércoles por sexto día consecutivo en protesta por una ley de seguridad social, en un poco frecuente desafío a la política del gobierno.

Varios miles de personas de la fábrica Pou Yuen, de propiedad taiwanesa, en la sureña ciudad Ho Chi Minh, comenzaron los paros el pasado jueves. Pou Yuen Vietnam, que tiene más de 80.000 trabajadores, es una filial de Pou Chen Group y fabrica calzado para empresas como Nike y Adidas.

Los trabajadores continuaron el miércoles con su protesta pacífica en el complejo de la compañía bajo una fuerte presencia policial. Marcharon por la autopista 1 con carteles y tambores el lunes y el martes, bloqueando el tráfico en la carretera principal.

Los obreros protestaban por una ley que entra en vigor el año que viene e indica que los trabajadores recibirán una asignación mensual cuando se retiren, en lugar de recibir un pago puntal si renuncian al empleo. Los trabajadores dicen que si renuncian antes, tendrían que esperar hasta la edad de jubilación --60 para los hombres y 55 para las mujeres-- para recibir la asignación, y prefieren el pago puntual para cubrir sus necesidades mientras buscan nuevos empleos.

En Vietnam se producen varios cientos de huelgas al año, por lo general debidas a malas condiciones de trabajo y pobres salarios. Las protestas contra medidas del gobierno son poco frecuentes.

El vicepresidente de Trabajo, Doan Mau Diep, se reunió con los trabajadores el martes y dijo que su departamento propondría que pudieran elegir entre recibir los beneficios puntuales cuando renuncian o la pensión al retirarse. Sus palabras fueron recibidas con aplausos de los trabajadores, según los medios, pero no estaba claro si les había convencido de que suspendieran la huelga.

Dang Ngoc Tung, presidente de la Confederación General de Trabajo vietnamita, indicó en un comunicado en el sitio web del sindicato que los trabajadores deberían volver al trabajo y las autoridades atenderían sus demandas.