Panamá vence con susto a Costa Rica, 2-1 en amistoso

Con goles tempraneros de sus veteranos Blas Pérez y Luis Tejada, Panamá derrotó el martes 2-1 a Costa Rica en un partido amistoso que se le complicó al final.

Pérez abrió la cuenta a los 17 minutos y Tejada le siguió con su diana a los 25. Álvaro Saborío marcó por Costa Rica de penal a los 67.

Costa Rica, una de las sensaciones del pasado Mundial de Brasil en el que se coló hasta los cuartos de final, vio cortada una racha de 13 partidos consecutivos sin perder desde junio.

Panamá anuló a los visitantes en la primera mitad, al presionar incesantemente sus salidas, al tiempo en que hizo daño con las punzantes subidas por los costados de Armando Cooper y Alberto Quintero.

"El primer tiempo para nosotros fue complicado, no fue nada bueno", admitió el timonel costarricense Paulo Wanchope. "Confundimos el juego, sin demeritar el trabajo que hizo Panamá. El segundo tiempo fue mucho mejor y rescato el hecho de venir de atrás y casi empatar".

De una jugada habilidosa de Cooper provino el primer tanto. Se llevó a un defensa por el costado derecho, centró para que Quintero se la acomodara de cabeza a Pérez, quien con un zurdazo cruzado venció al arquero Esteban Alvarado.

El segundo no demoró mucho a pesar de una buena intervención de Alvarado. Aníbal Godoy estrelló un disparo de media distancia, el rebote le quedó a Quintero que remató para una espectacular estirada del portero "tico". Sin embargo, el rebote le quedó servido a Tejada que solo tuvo que empujarla frente al arco.

"Todavía tenemos qué aportar a la selección", dijo Pérez, al tiempo en que admitió que en lo defensivo tendrán que mejorar.

Para el arquero panameño Jaime Penedo, fue un partido "típico de eliminatoria".

Costa Rica tomó las manijas en la segunda parte, aunque fue Panamá el que estuvo cerca del tercero. A los 53, Cooper disparó al cielo con el arco a su disposición.

Harold Cummings derribó poco después a Marco Ureña en el área y Saborío, que suele marcarle a Panamá en su patio, cobró impecable el penal.

Ureña se perdió el empate al mandar a las nubes un pase corto en el área a los 85.

El partido, que se disputó ante algo más de 15.000 personas en el Estadio Rommel Fernández, sirvió a ambas selecciones como preparación para la Copa de Oro de la CONCACAF, a disputarse en julio en Estados Unidos.