Obama reduce penas a 22 reclusos implicados en drogas

El presidente Barack Obama redujo el martes las penas de cárcel a 22 presos sentenciados por delitos de drogas, incluidos ocho que purgaban prisión perpetua, medida que la Casa Blanca describió como la continuación de los esfuerzos del mandatario para hacer más justo al sistema de justicia mediante una disminución de las estrictas condenas impuestas bajo directrices ya obsoletas.

El esfuerzo podría llevar a Obama a conceder clemencia más a menudo a otros reclusos a medida que se acerca la conclusión de su segundo y último periodo en la presidencia.

En diciembre, el mandatario ordenó su primera tanda de conmutaciones de condenas de acuerdo con las nuevas directrices, con el propósito de reducir los costos mediante la disminución de la creciente población carcelaria y el beneficio de la indulgencia a infractores no violentos implicados en delitos de drogas a los que se impusieron años de confinamiento alejados de la sociedad. Una conmutación de la pena conserva el veredicto de culpabilidad y pone fin a la sanción carcelaria.

Neil Eggleston, abogado de la Casa Blanca, dijo que muchas de las 22 personas cuyas sentencias federales serán reducidas con las medidas de Obama ya habrían purgado sus condenas y saldado sus deudas con la sociedad si las hubieran sentenciado con las leyes y códigos actuales.

"Debido a que muchos fueron declarados culpables de acuerdo con un régimen obsoleto de sentencias, purgaron años de prisión --en algunos casos más de una década-- por un tiempo mayor que los individuos sentenciados hoy día por el mismo delito", dijo Eggleston en un mensaje difundido en el blog de la Casa Blanca.

Los 22 individuos fueron sentenciados entre 1992 y 2006.

Eggleston dijo que las conmutaciones de penas del martes ponen de relieve el "compromiso de utilizar todas los instrumentos a su disposición a fin de imprimir mayor imparcialidad y equidad a nuestro sistema de justicia".

En sus más de seis años en la presidencia, el mandatario ha aprobado un total de 43 conmutaciones de condenas. Eggleston destacó que el predecesor de Obama, George W. Bush, conmutó 11 sentencias en sus dos periodos en la presidencia.

Mediante una carta, Obama exhortó a cada uno de los presos beneficiados a que aprovechen la segunda oportunidad que él les ha concedido. La Casa Blanca dijo que es la primera vez que el presidente envía este tipo de cartas.

"Les he aceptado su solicitud porque han demostrado tener el potencial para cambiar su vida. Ahora corresponde a ustedes aprovechar al máximo esta oportunidad", escribió el mandatario.

"No será fácil, y ustedes confrontarán a muchos que dudan que las personas con antecedentes penales puedan cambiar. Quizá incluso ustedes no estén seguros de cómo se adaptarán a sus nuevas circunstancias".

"Pero recuerden que tienen la capacidad para tomar decisiones correctas", declaró Obama.

La organización sin fines de lucro Drug Policy Alliance (Alianza de Política contra las Drogas), que defiende sentencias menos estrictas por estos delitos, elogió las rebajas de las condenas.

___

Darlene Superville está en Twitter como http://www.twitter.com/dsupervilleap