Warren, la candidata ideal para republicanos y liberales

Los republicanos y los demócratas liberales han encontrado algo en lo que ponerse de acuerdo: ambos grupos quieren mantener sobre la mesa la posibilidad de que la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren se presente a la presidencia.

La gente de ambos bandos actúa por propio interés, aferrándose a un sueño que casi con certeza permanecerá en el terreno de la fantasía. La rama a la izquierda del Partido Demócrata quiere que Warren se enfrente a Hillary Rodham Clinton en las primarias, o a menos haga que Clinton adopte su estrategia de mano dura contra Wall Street. Los republicanos ven en Warren a una candidata que podría dividir a los demócratas y avivar su propia recaudación de fondos.

Ningún bando parece dar importancia a que Warren haya reiterado que no tiene previsto aspirar a la presidencia y no esté dando los pasos necesarios para preparar una candidatura.

Cuando se le preguntó el lunes si quiere presentarse, Warren respondió claramente que no, en una entrevista con la cadena de radio de Boston WBUR "Here & Now".

Un grupo preliminar organizado por el grupo liberal MoveOn.org dijo el lunes que el líder sindical Larry Cohen y la ecologista Annie Leonard se sumarían a un movimiento para instar a la senadora a presentarse. El anuncio se produjo unos días después de que el comisionado de tierras de Texas George P. Bush, hijo del ex gobernador de Florida Jeb Bush, pidiera donaciones para la campaña Right to Rise PAC de su padre para enviar un mensaje "Hillary y Elizabeth Warren".

Los republicanos también han empleado el gran alcance de los programas de conversación de radio conservadores para mantener vivo el debate sobre una candidatura de Warren.

"El ala progresista del Partido Demócrata, que ahora es quizá todo el partido, de verdad, de verdad, de verdad, de verdad, de verdad quiere que Elizabeth Warren se presente", dijo el presentador Rush Limbaugh este mes. "Quiero decir, pueden saborearlo".

Warren ha sido objeto de una campaña preliminar durante meses, pese a que insiste en que no se presentará. Se espera que Clinton anuncie su candidatura en abril.

El periódico Boston Globe publicó hace poco un editorial instando a Warren a reconsiderar su decisión de no presentarse.

Sin embargo, los sondeos preliminares de opinión sugieren que esa hipotética candidatura sólo tiene el apoyo de un pequeño grupo de votantes demócratas.

En un indicio de que podrían empezar a resignarse, algunos grupos liberales que presionaban a la senadora empezaron a sugerir que se conformarían con ver sus posiciones políticas representadas en la carrera demócrata o con que la senadora asuma otro puesto de liderazgo en el partido.

Unas horas después de que el líder demócrata del Senado, Harry Reid, anunciara el viernes que no pediría la reelección, el grupo progresista Democracia para América pidió a Warren que aspirase a su puesto en el Senado.

___

Ken Thomas está en Twitter como http://twitter.com/kthomasDC and Julie Pace at http://twitter.com/jpaceDC