Australia ordena que haya 2 tripulantes en cabina de aviones

En respuesta al desastre de la aerolínea Germanwings que causó la muerte de 150 personas al estrellarse en las montañas de Francia, Australia ordenó el lunes que al menos dos personas permanezcan en todo momento en las cabinas de sus vuelos domésticos e internacionales.

El vice primer ministro Warren Truss dijo que las aerolíneas, entre las que están Qantas and Virgin Australia, cambiarán sus protocolos de seguridad desde el lunes por la tarde. Estos se aplicarán a todos los vuelos comerciales con al menos dos azafatos o más de 50 pasajeros. Uno de los miembros del personal de cabina entrará en el cubículo de los pilotos si uno de ellos tiene que abandonarlo por algún motivo.

Antes Australia permitía que en la cabina del avión hubiera un solo piloto.

La fiscalía francesa culpa al copiloto de Germanwings, Andreas Lubitz, de estrellar el avión del vuelo 9525 deliberadamente en el sur de Francia la semana pasada. Las grabaciones de una de las cajas negras mostraron que el piloto quedó encerrado fuera de la cabina cuando el Airbus A320 se estrelló.

Truss dijo que el país ya hay enfermedades mentales que impiden que quien las padece pueda ejercer de piloto, y la seguridad de los comandantes se revisa regularmente.

"Hay una necesidad de equilibrar el hecho de que las personas con un tratamiento adecuado pueden recuperarse de enfermedades mentales y emprender carreras normales con la prioridad fundamental de asegurar que las aeronaves están siempre seguras", dijo a periodistas.

"Este es un tema difícil para aerolíneas y otros empleadores, para ser justos con sus empleados que padecen enfermedades mentales a la hora de asegurar que esos problemas de salud mental no ponen en riesgo la vida de otros australianos", agregó.

Un piloto suicida es una de las teorías detrás de la desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines, que el 8 de marzo del año pasado se alejó de la ruta que tenía marcada entre Kuala Lumpur y Beijing y se cree que se estrelló ante la costa australiana con 239 personas - entre pasaje y tripulación - a bordo.

Truss dijo que se cree que la acción de un piloto suicida fue la causante de más de una docena de accidentes aéreos en los últimos 40 años.