Florida evalúa más restricciones para vacacionistas jóvenes

Una fiesta en una vivienda que se convirtió en una lluvia de balas en la que siete personas resultaron lesionadas tiene a autoridades de Florida considerando qué hacer con una temporada de vacaciones escolares de primavera que, dicen, se ha salido de control.

Las estridentes fiestas en Panama City Beach, capital de la diversión en vacaciones de primavera, ha enfrentado durante años a políticos, policía y comerciantes en torno a qué tantas pueden aplicarse a esos visitantes que representan un importante impulso económico.

Ese debate fue revivido nuevamente cuando una reunión de veinteañeros se convirtió en un escenario de crimen la madrugada del sábado.

"Esto es lo que hemos tratado de advertir a la gente", dijo Frank McKeithen, alguacil del Condado Bay. "Era sólo cuestión de tiempo y es cuestión de tiempo para que ocurra nuevamente si no lo enfrentamos".

El concejo municipal realizó una reunión de emergencia el sábado para abordar el tema de las vacaciones escolares de primavera, designando hasta 200.000 dólares adicionales al gasto para incrementar los patrullajes policiacos. Pero las mociones introducidas por el concejal Keith Curry para la ingesta de alcohol en la playa y retrasar dos horas la venta de bebidas alcohólicas --hasta la medianoche-- fueron rechazadas.

"Tenemos sangre en nuestras manos", dijo Curry a sus colegas concejales.

McKeithen había solicitado el año pasado las dos medidas, pero los concejales votaron en contra, recortando el horario de venta de alcohol de las 4 a.m. a las 2 a.m. Curry dijo el domingo que se dio cuenta que cometieron un error cuando salió a patrullar con policías en semanas recientes y vio arrestos relacionados con heroína y la presencia de una droga de diseño cada vez más popular llamada Molly, así como el decomiso de varias armas.

"Fue deplorablemente inadecuado", señaló con respecto a la decisión.

David Jamichael Daniels, de 22 años y residente de Mobile, Alabama, fue acusado de siete cargos de intento de homicidio por la balacera del sábado y se encuentra encarcelado en el Condado Bay. Se le estableció el domingo una fianza de 575.000 dólares, dijo Ruth Corley, una vocera de la oficina del alguacil.

___

Sedensky reportó desde West Palm Beach, Florida.