CarGo y Tulo, otra vez las claves de los Rockies

Sin lesiones, Carlos González y Troy Tulowitzki son las turbinas que deben impulsar a los Rockies de Colorado.

Suena tan elemental. Pero la fragilidad física de las dos estrellas mantiene en estado de desdicha a los Rockies, que promedian 94 derrotas en las últimas cuatro temporadas.

¿Qué tal si CarGo y Tulo terminan transferidos a otros equipos? La posibilidad es latente, más si la campaña de 2015 se descarrila antes de la fecha límite de cambios.

Colorado destinará este año 36 millones de dólares en salarios por los dos, una importante porción de un costo de nómina que oscila en los 100 millones.

Un mal arranque podría apresurar las tratativas para mudarles del Coors Field, pero no es algo que se antoje sencillo. Los interesados mirarán con reojo los historiales médicos de un González que en octubre entrante cumplirá 30 años y un Tulowitzki que festejó las tres décadas el pasado octubre.

Desde que ganó el título de bateo con promedio de .336 en 2010, el venezolano González ha sido martirizado por lesiones. En las últimas dos campañas, el jardinero derecho ha disputado 180 de 324 juegos posibles. Su pasada temporada acabó en agosto al operarse la rodilla izquierda, luego que al principio estuvo afectado por una dolencia en el dedo.

Mientras González actuaba en apenas 70 juegos en 2014, el torpedero Tulowitzki se vio limitado a 91 encuentros al pasar por el quirófano en julio para una cirugía en la cadera.

Tulowitzki ha promediado 88 juegos en las últimas tres temporadas. Iba viento en popa el año pasado, con promedio de .340, hasta que no pudo continuar.