Negociación nuclear con Irán avanza en algunos temas

Irán ha comenzado a estudiar las exigencias de mayores reducciones a su programa de enriquecimiento de uranio pero intenta limitar el tiempo de las restricciones a la tecnología que podría utilizar para la fabricación de armas atómicas, dijeron el domingo funcionarios occidentales que han participado en las negociaciones.

El posible cambio de postura de Irán sobre el enriquecimiento de uranio refleja las intensas presiones para sellar un acuerdo. Sin embargo, las diferencias importantes entre las partes podrían ser muy difíciles de sortear antes del martes, la fecha límite para concretar un acuerdo preliminar, que daría pie a una nueva ronda de negociaciones con vistas a la concertación de un convenio integral en junio

El objetivo es restringir las actividades nucleares de Irán a largo plazo y a cambio serán reducidas al país las sanciones económicas que le impuso la comunidad internacional.

Los cancilleres y otros representantes de Irán y seis potencias que participan en las negociaciones han dicho que existe una oportunidad de concretar un acuerdo antes de la fecha límite a pesar de que persisten obstáculos importantes.

Depende de Irán que se logre el acuerdo, declaró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Si aceptan las restricciones, los iraníes "serían congruentes con su discurso de que no intentan conseguir un arma nuclear", afirmó Earnest en Washington durante el programa "This Week" de la ABC.

Los funcionarios dijeron que las partes están avanzando en los límites a aspectos del programa iraní de enriquecimiento de uranio que podría utilizarse para fabricar el núcleo de una ojiva nuclear.

Teherán está dispuesto a enviar a Rusia todo el uranio enriquecido que produzca, dijeron los funcionarios, que pusieron de relieve ese cambio de postura respecto de anteriores demandas de que se permita a Irán conservar una pequeña reserva de ese material.

Un funcionario advirtió que Irán había aceptado antes ese punto pero después cambió de parecer. Por su parte, la agencia noticiosa oficial iraní IRNA citó el domingo a un negociador iraní no identificado que rechazó que se hubiera alcanzado un acuerdo en ese aspecto.

El enriquecimiento de uranio ha sido la principal preocupación durante más de una década de intentos de la comunidad internacional para limitar el programa nuclear de Irán.

En las últimas semanas, Irán ha cambiado sus demandas para que se le permita mantener 10.000 centrifugadoras para enriquecer uranio, al aceptar 6.000.

Los dos funcionarios occidentales que informaron sobre el estado de las negociaciones hablaron a condición de no dar su nombre por no estar autorizados, pero señalaron que Irán podría incluso aceptar un menor número de centrifugadoras.

Teherán afirma que sólo desea enriquecer uranio para generar energía y para fines científicos, industriales y médicos. Sin embargo, muchos países temen que Irán pudiera aprovechar la tecnología para producir uranio de grado bélico.

Por su parte, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu renovó sus críticas a lo que considera un mal acuerdo.

Netanyahu encabeza las acusaciones de que Irán ha contribuido al reciente avance de los rebeldes chiíes en Yemen y afirma que Teherán aumentará su influencia en el Medio Oriente con lo que considera una victoria diplomática del país en las negociaciones que se efectúan en la ciudad suiza de Lausana.

____

El periodista de The Associated Press, Aron Heller, en Jerusalén, contribuyó a este despacho.