Designan como terroristas a líderes de Hermandad Musulmana

El principal fiscal de Egipto nombró el domingo como terroristas a 18 miembros de la Hermandad Musulmana, incluidos el líder y sublíder del grupo, la primera medida derivada de una ley antiterrorista aprobada a inicios del año.

En un comunicado, el fiscal de mayor rango del país Hisham Barakat dijo que la decisión sigue a la determinación de un tribunal que en febrero condenó al líder de la Hermandad Musulmana, Mohamed Badie; y al sublíder Jairat el-Shater; al presidente del partido político del grupo, Saad el-Katatni y otros por orquestar la violencia que en 2013 costó la vida a 11 personas y lesiones a más de 90 afuera de la oficina de la organización.

Los enfrentamientos ocurrieron al principio de protestas masivas contra el presidente Mohamed Morsi, también miembro del grupo, y días antes de que fuera derrocado por los militares.

Badie, el-Shater y el-Katatni, junto con los líderes de alto rango Mohamed el-Beltagy, Essam el-Erian y otros nueve fueron sentenciados a cadena perpetua. Otros cuatro fueron sentenciados a muerte. Las sentencias pueden ser apeladas.

Pero la nueva ley, aprobada en febrero, permite a fiscales congelar activos de las personas designadas como terroristas, prohibiéndoles tener vida pública o viajar durante períodos renovables de tres años con base en el veredicto preliminar y con la aprobación de un panel de jueces.

La ley además amplía la definición de Estado para terrorismo incluyendo a cualquier persona que amenace el orden público "de cualquier manera".

La ley fue criticada por defensores de derechos humanos que acusaron que ésta aumenta la legislación que puede usar el Estado para perseguir a opositores políticos con pocas, o nulas, opciones para reparar errores judiciales.

El gobierno dice que necesita la ley en su campaña contra una creciente insurgencia por parte de grupos milicianos, incluido uno que ha jurado aliarse con el grupo Estado Islámico que combate en Siria e Irak. Algunos de estos grupos dicen que están vengando la expulsión de los islamistas por parte de los militares y las subsecuentes medidas de fuerza contra sus partidarios.

El domingo, un grupo miliciano conocido como Ajnad Misr, o "Soldados de Egipto" se atribuyó la responsabilidad de un ataque con explosivos ocurrido un día antes frente a la Universidad de El Cairo en el que resultaron heridas ocho personas, incluidos cuatro policías.

El grupo indicó en un comunicado en un sitio miliciano que habían colocado la bomba para atacar a agentes de policía y guardias de seguridad a las entradas de la universidad. Ningún civil resultó herido, afirmó el comunicado.