Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia aseguraron el domingo que no tienen rehenes y pidieron agilizar el proceso para recibir a congresistas, representantes de organizaciones sociales y políticas así como a familiares de las víctimas del conflicto que vive ese país desde hace más de cinco décadas.

"A nosotros nos piden acelerar los ritmos pero enseguida el gobierno frena la llegada de alguna gente o algunas delegaciones, aquí nosotros estamos pendientes y prestos a recibirlos" afirmó el comandante guerrillero Ricardo Téllez.

Téllez, cuyo nombre de pila es Rodrigo Granda, agregó "es necesario agilizar lo máximo que se pueda no solamente para que venga el Congreso y los directores de los partidos políticos, sino todas las organizaciones sociales y políticas del país que tienen mucho que aportar al proceso de paz".

El rebelde sostuvo un breve intercambio con periodistas antes de una sesión de diálogo que esa organización mantiene con el gobierno de Juan Manuel Santos desde fines del pasado año en esta capital.

Las FARC anunciaron en días pasados la visita -prevista tentativamente para el 18 de septiembre- de un grupo de senadores, representantes y jefes de partidos políticos, a la sede de las conversaciones de paz; sin embargo, la fecha será fijada por Santos y el líder parlamentario Juan Fernando Cristo, de acuerdo con medios de prensa en Bogotá.

El tema de los mecanismos de refrendación de un eventual acuerdo de paz, que en la pasada ronda ocasionó una breve suspensión de las charlas por parte de los rebeldes, será el punto central del encuentro.

Por otra parte, Téllez aseguró que "en este momento no hay retenidos por parte de las FARC". El comandante rebelde también ratificó la disposición de la organización de "recibir a las víctimas del conflicto, a familias que hayan sido perjudicadas".

En el transcurso de estas conversaciones las dos partes reconocieron su responsabilidad en la violencia y los abusos ocasionados por el conflicto que en más de 50 años causó muertes, torturas, secuestros, retenciones o desplazamientos de miles de personas.

En el diálogo hasta ahora se logró un acuerdo sobre el punto uno de la agenda -que contiene total seis ítems- referido a los problemas agrarios.