Dos niños fueron hallados muertos en un hotel en el condado Orange el viernes luego que una mujer al parecer suicida hiciese declaraciones a la policía que llevaron a las autoridades a los niños.

Agentes descubrieron a los niños muertos en una habitación del tercer piso del Hampton Inn & Suites a las 9 de la mañana. La policía en la vecina Costa Mesa había llamado para solicitar que agentes en Santa Ana fuesen a ver cómo estaban los niños, dijo Anthony Bertagna, cabo de la policía de Santa Ana.

No se conoció de inmediato las edades o nombres de los menores. La causa de las muertes era investigada, pero estaba siendo tratada como asesinato, dijo Bertagna. No se recuperaron armas en la escena.

Aproximadamente una hora antes del descubrimiento, la policía de Costa Mesa acudió al estacionamiento de un supermercado en el que una mujer había estrellado su automóvil contra postes de seguridad que protegían instalaciones eléctricas, dijo el sargento Tim Starn.

"Estuvo claro que fue un acto intencional", dijo.

Mientras los paramédicos se preparaban para llevar a la mujer al hospital, "ella hizo declaraciones que indicaron que pudo haber ocurrido un crimen" en Santa Ana, dijo Starn.

La mujer, cuyo nombre no fue revelado, tiene 42 años y su última dirección conocida era en San José, California, dijo Bertagna. Se esperaba que fuese dada de alta del Hospital Hoag en Newport Beach el sábado y entregada a la policía.

La relación de la mujer con los niños y su condición no fueron reveladas.