Un funcionario de la Fiscalía colombiana fue enviado a prisión luego de que se descubriera que hace más de un año indujo al suicidio a un amigo, se informó oficialmente.

La determinación de un tribunal de Bogotá recayó en contra de Alexánder Mariño Cadena, investigador del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, a quien le fueron imputados los delitos de inducción al suicidio en concurso con concusión.

Los hechos investigados ocurrieron el 29 de abril de 2012 en la ciudad de Barrancabermeja, en el departamento de Santander y a 280 kilómetros al norte de Bogotá, explicó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Ese día, Mariño "le entregó dos granadas de fragmentación a su amigo Hans Alejandro Silva, quien en un momento de depresión le comunicó su deseo de matarse, ante los problemas económicos y sentimentales que atravesaba en su hogar".

El reporte oficial agregó que, luego de un encuentro, Mariño "le facilitó dos artefactos explosivos (o granadas), enseñándole la forma como debía quitarles el estopín y luego, como un globito, lanzarlas al aire para que después todo terminara".

Tras esas indicaciones las dos granadas fueron llevadas por Silva a su casa, "donde mostrándolas a su esposa le indicó que con esos elementos se acababan todos los problemas. La mujer ante esta situación salió de su casa y, por los llamados de auxilio, las autoridades llegaron al lugar, procediendo a la captura del suicida".

Tras ser arrestado, Silva contó la verdad y denunció que recibía continuas amenazas contra su vida, la de su esposa y sus hijos por parte de Mariño.

Mariño fue recluido en La Picota, una cárcel del sur de Bogotá.