Obama expresa beneplácito por acuerdo sobre Siria

El presidente Barack Obama expresó su beneplácito por el acuerdo del sábado para asegurar y destruir las armas químicas de Siria como un "paso concreto e importante" hacia el objetivo final de eliminarlas, pero advirtió que Estados Unidos continúa preparado para actuar si el intento de lograr una solución diplomática fracasa.

Obama dijo que el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia ofrece la posibilidad de destruir las armas que Washington y más de 30 gobiernos sostienen fueron utilizadas por el presidente Bashar Assad para matar a más de 1.400 sirios en un ataque el mes pasado en los suburbios de la capital Damasco.

Assad ha responsabilizado a los rebeldes por el uso de ese tipo de armamento como parte de la lucha que estos libran desde hace más de dos años para derrocarlo.

"Recibo con beneplácito los avances logrados entre Estados Unidos y Rusia a través de nuestras conversaciones en Ginebra, el cual representa un importante paso concreto hacia el objetivo de poner las armas químicas de Siria bajo control internacional de forma que a la larga puedan ser destruidas", afirmó Obama en una declaración divulgada después de su llegada a la Base Andrews de la Fuerza Aérea, en los suburbios de Washington en el estado de Maryland, con el fin de disputar su partida semanal de golf.

"Este proceso brinda la oportunidad para la eliminación de las armas químicas sirias de una manera transparente, diligente y verificable, que podría poner fin a la amenaza que representan esas armas no sólo para el pueblo sirio sino para la región y el mundo", destacó.

Obama amenazó con lanzar una ofensiva militar contra Siria en respuesta al ataque del 21 de agosto, bajo el argumento de que el uso de armas químicas en cualquier lugar no puede quedar impune. Sin embargo, en un inesperado giro depuso la orden de los ataques a fin de solicitar la aprobación del Congreso, pero los legisladores de ambos partidos se opusieron abrumadoramente a cualquier opción militar.

Después que Siria accedió a una repentina propuesta rusa para que ponga sus armas químicas bajo control internacional, Obama pidió una postergación de la votación en el Congreso a fin de dar tiempo a que las tensas negociaciones entre el secretario de Estado, John Kerry, y el canciller ruso Serguei Lavrov pudieran "dar fruto".

Además de posiblemente ayudar a Siria a evitar el castigo de ataques militares estadounidenses, el acuerdo que Kerry anunció el sábado en Ginebra también le ofrece a Obama y al Congreso una posible salida de una situación impopular.

Las encuestas demuestran que la gran mayoría de los estadounidenses se oponen a la participación militar de Estados Unidos en otro país de Oriente Medio.

Obama dijo que la comunidad internacional espera que Siria cumpla con sus compromisos públicos de entregar su arsenal de armas químicas.

___

Darlene Superville está en Twitter como: http://www.twitter.com/dsupervilleap