Japón lanza un cohete nuevo y más económico

Japón lanzó el sábado un nuevo cohete con el que espera tener una manera más barata y eficaz de enviar satélites al espacio.

El Epsilon de tres etapas despegó el sábado desde un centro espacial en la isla de Kyushu, la principal en el sur de Japón, tras un aplazamiento de dos semanas. Un lanzamiento el mes pasado fue abortado 19 segundos antes del despegue debido a un fallo informático.

Casi una hora después su carga, el SPRINT-A, el primer telescopio espacial diseñado para observar otros planetas, fue colocado en órbita exitosamente, dijo Mari Harada, portavoz de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).

El lanzamiento fue transmitido en vivo por las cadenas de televisión, con imágenes que mostraban un cohete blanco, con forma de lápiz despegando hacia el cielo desde la plataforma de lanzamiento después de salir a borbotones humo de color gris y naranja.

El cohete es el primero diseñado para Japón desde que el H2A se introdujo en 2001. El cohete H2A sigue siendo el principal de Japón, pero las autoridades esperan que el Epsilon derive en mejoras en el H2A, un programa más costoso. Japón espera ser más competitivo en el negocio internacional de lanzamiento de cohetes.

JAXA informó que Epsilon costó alrededor de 3,8 millones de yenes (40 millones de dólares), un tercio del valor del H2A. El cohete mide aproximadamente 24 metros (80 pies) de altura, la mitad que el otro cohete y puede ensamblarse y prepararse para su lanzamiento en sólo una semana, una sexta parte del tiempo que necesita el H2A.