La prensa siria casi nunca publica fotografías de Maher Assad, el hermano menor del presidente Bashar Assad, o siquiera lo cita. Sin embargo, pese al velo de secreto, él es considerado clave para la supervivencia de la familia en el poder.

Maher Assad comanda las tropas de elite que protegen la capital siria de los rebeldes en las afueras y se piensa que ayudó a organizar la tenaz campaña militar del gobierno para apagar la rebelión opositora, que está ya en su tercer año. Se ha ganado además una reputación de brutalidad entre los activistas opositores.

Su papel subraya el carácter familiar del régimen de Assad, aunque su imagen contrasta con la de sus hermanos. Su hermano mayor, Basil, era el príncipe de la familia, preparado públicamente por su padre, Hafez, para sucederle como presidente. Hasta que Basil murió en 1994 en un accidente automovilístico. Eso lanzó a Bashar, entonces un oculista en Londres sin experiencia militar ni política, al papel de heredero y ascendió a la presidencia en el 2000 tras la muerte de su padre. Los dos hermanos -- el "mártir" y el presidente -- aparecen a menudo juntos en carteles.

Sin embargo, Maher, de 45 años, ha decidido permanecer fuera de la luz pública. Amigos, colegas militares e incluso enemigos, le describen como un militar estricto hasta el tuétano.

Los 15.000 soldados de la 4ta División Blindada que él dirige pertenecen en su mayoría de la secta minoritaria alauí, la misma de la familia, que ve la guerra como una batalla por su supervivencia y representan las unidades mejor pagadas, armadas y entrenadas de las fuerzas armadas sirias. En el último año, sus tropas han lanzado varias ofensivas contra rebeldes firmemente atrincherados en los suburbios de Damasco, con bombardeos e incursiones en los barrios pobres en manos opositoras.

Se piensa además que Maher Assad encabezó una sangrienta represión contra la disidencia desde que comenzó la sublevación en marzo de 2011 con protestas en su mayoría pacíficas contra el gobierno. En abril, el grupo sirio de derechos humanos Centro de Documentación de Violaciones reportó entrevistas con varios ex detenidos que describieron cómo los guardias los apilaron en celdas y los sometieron a golpizas en prisiones secretas en bases de la 4ta División en los alrededores de Damasco, donde centenares de opositores han estado detenidos.

"Es conocido como un carnicero inmisericorde", dijo Mohamed al-Tayeb, un activista opositor que habló por Skype desde el suburbio capitalino de Douma, en manos rebeldes, que está entre las áreas vapuleadas por ataques de la 4ta División.

En el círculo íntimo del presidente, Maher Assad ha promovido una respuesta intransigente durante toda la rebelión.

"Desde el inicio, Maher estaba convencido de que el alzamiento debía ser apagado antes de cualquier negociación", dijo Fawaz A. Gerges, director del Centro del Oriente Medio de la London School of Economics. "la vida del régimen depende de la capacidad de Maher de impedir que los rebeldes ingresen a Damasco y derroquen el gobierno de su hermano... Si cae Damasco, cae el régimen".

____

Barbara Surk está en Twitter como: http://www.twitter.com/BarbaraSurkAP