El testamento de la primera mujer en integrar la Bolsa de Nueva York indica que ha dejado 100,000 dólares para el cuidado de sus perros.

Documentos dados a conocer el viernes por un tribunal de Manhattan muestran que Muriel "Mickie" Siebert también pidió que no dejen solos a sus perros muchas horas durante el día. Siebert, que falleció el mes pasado a los 84 años, fue fundadora y presidenta de la firma de corretaje que lleva su nombre.

La mayor parte de su herencia de casi 50 millones de dólares fue a la Fundación Muriel F. Siebert, que promueve la educación financiera. También dejó 1,5 millones de dólares en un fideicomiso a su hermana, así como dinero y joyas a amigos, y millas de aerolíneas a sus albaceas.

La magnate hotelera Leona Hemsley le dejó 12 millones de dólares a su perro Trouble al morir en 2007.