Inundaciones fuerzan más evacuaciones en Colorado

Aguas turbias descendían torrenciales el viernes por las laderas de las montañas en Colorado, desbordando ríos y arroyos normalmente pintorescos y forzando a miles de personas a evacuar sus viviendas en comunidades inundadas luego de días de intensos aguaceros.

La avalancha incesante de agua de las montañas tornó pueblos enteros en lodazales y amenazaba con varar a caminantes y algunos residentes rurales hasta el fin de semana. En al menos una comunidad, la presión de las aguas convirtió alcantarillas albañales en enormes géiseres negros.

Mientras tanto, la lluvia continuaba cayendo, causando inundaciones en una vasta región desde Denver hasta Fort Collins.

El desborde del río St. Vrain cortó en dos el pueblo de Longmont. Se emitieron órdenes de evacuación para algunos barrios, los caminos principales estaban cerrados y varios miles de viviendas y negocios estaban sin electricidad.

"Esto nos va a acabar", dijo Tom Simmons, presidente y uno de los dueños de Crating Technologies, un servicio de empaques cuyos almacenes se inundaron. "No hay esperanzas. Estaremos fuera de circulación por un largo tiempo".

Soldados de la Guardia nacional estaban tratando de rescatar a más personas varadas en Lyons y otras comunidades al pie de las montañas de las laderas tras realizar más de 100 evacuaciones el jueves, dijo la portavoz Cheresa Theiral. Cuatro helicópteros realizaban operaciones de búsqueda y rescate y reconocimiento en el condado Boulder y alrededor de Fort Collins.

Unos 145 kilómetros (90 millas) de la carretera Interestatal 25 estaban cerrados el viernes, desde Denver hasta Cheyenne, Wyoming, a causa de inundaciones causadas por el desborde de los ríos St. Vrain, Poudre y Big Thompson, dijeron funcionarios de transporte.

Al menos tres personas han muerto y otra estaba desaparecida. Centenares más se vieron obligadas a buscar albergues de emergencia en la zona de Front Range, que ha recibido más de 38 centímetros (15 pulgadas) de lluvia esta semana, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Esa es aproximadamente la mitad de lluvia que normalmente cae en las laderas cerca de Boulder en todo un año.

El portavoz del condado Boulder James Burrus dijo que no se sabía el paradero de 20 personas el viernes. Pero, añadió, eso no significa que estén desaparecidas. "Significa que no hemos oído de ellas", dijo.

El jueves por la noche, el presidente Barack Obama firmó una orden de emergencia para liberar ayuda federal y permitir que la agencia de emergencias FEMA coordine las tareas de rescate.

___

Los periodistas de la Associated Press Colleen Slevin, Steven K. Paulson y Thomas Peipert en Denver y Mead Gruver en Longmont contribuyeron a esta historia.