Argentina: detenido pirata informático de 19 años

Un presunto pirata informático de 19 años fue detenido en Buenos Aires y acusado de liderar una red especializada en fraudes y complejas triangulaciones financieras, que concretaba vulnerando la seguridad de varias webs de transferencia de dinero y juegos por internet.

El joven, hijo de un ingeniero en sistemas informáticos, fue detenido a principios de julio en su domicilio de Buenos Aires en el marco del "Operativo Zombie", que incluyó cinco allanamientos en esta capital y en la ciudad de Rosario, 300 kilómetros al norte, informó el viernes un comunicado del Ministerio de Seguridad. Los peritos trabajan con la hipótesis de que el joven, cuya identidad no fue revelada, desviaba a su favor cerca de 50.000 dólares por mes.

El "super-hacker" había montado en su casa una "cueva tecnológica" donde fueron secuestradas "computadoras con capacidades de cálculo muy superiores a las corrientes, cables de conexión especiales, servers rackeables, routers, teléfonos, dos IPOD, un Iphone, cinco notebooks, cámaras fotográficas y 14 discos rígidos", informó el ministerio.

La vivienda poseía varias cámaras de última generación que registraban todo lo que ocurría en la manzana. Por ello la policía tuvo que cortar la energía eléctrica en el lugar para resguardar las pruebas informáticas, ya que el joven podía destruirlas u ocultarlas al detectar la presencia de los agentes.

La policía identificó además a otras seis personas que integrarían la red delictiva.

El Operativo Zombie se originó en 2012 con la denuncia de un empresario que ofrecía el servicio de alojamiento (hosting) de páginas web personales en sus servidores. Un pirata informático había intervenido remotamente estos servidores lo cual le permitió interceptar transferencias que los damnificados hacían a través del portal "Dineromail".

La entonces fiscal en lo criminal Graciela Gils Carbó, actualmente jefa de los fiscales de Argentina, dispuso que la policía federal iniciara una investigación, en la que se detectó que una misma persona no sólo estafaba a través de la violación de sitios de transferencias de dinero, sino también de juegos online.

"Los usuarios de internet resultaban víctimas de una infección con un virus informático del tipo "malaware" (troyano) que el hacker alojaba en un servidor de descargas de aplicaciones para juegos online" explicó el comunicado.

Para consumar la maniobra y evitar que las víctimas notaran la transferencia ilegítima de dinero, el supuesto pirata informático realizaba la maniobra conocida como "denegación de servicio", consistente en saturar el servidor que contiene la página de "Dineromail" para que los usuarios no accedieran a sus cuentas por el tiempo que duraba el ataque, que era de 24 a 48 horas.

Para ello, el pirata controlaba una compleja red de miles de computadoras "zombies" que realizaban una petición al sitio web, todas juntas y al mismo tiempo, y así saturaba y colapsaba el servidor por el tiempo que durara el ataque informático.

En el marco de la investigación, a través del análisis de la dirección IP (protocolo de transmisión de datos por Internet), única para cada usuario en un solo momento y en una sola parte del mundo, se obtuvo una cuenta de correo electrónico que recibía el dinero desviado de la cuenta damnificada, indició el ministerio. A partir de esta información se identificaron las direcciones IP de las conexiones de esa cuenta, que correspondían a empresas proveedoras de internet.

Esas empresas informaron sobre los usuarios a los que les fueron asignadas las IP, que fueron dos domicilios en la ciudad de Rosario. La investigación de las cuentas de correo electrónico, las páginas web analizadas y los registros de conexión dieron como punto de conexión para diferentes maniobras un mismo domicilio en Buenos Aires donde vivía el joven junto a su familia.