Legisladores aclaran ley de seguridad fronteriza de Texas

Una ley de seguridad para la frontera entre Texas y México que hace temer a pastores hispanos sobre su posible uso para perseguir a integrantes de sus congregaciones ahora incluye lenguaje más específico sobre los inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos sin autorización.

La iniciativa de ley fue aprobada por unanimidad en una comisión de la Cámara de Representantes local el miércoles luego de que se garantizó que nadie sería detenido por llevar al hospital a un familiar que no tenga residencia legal. Legisladores señalaron que la ley fue modificada para aclarar que el objetivo son los traficantes de personas.

Líderes religiosos hispanos llenaron una audiencia en el Capitolio para rechazar el lenguaje de la iniciativa original que criminalizaba el traslado "imprudente" o el alojamiento de alguien que no tiene residencia legal en Estados Unidos. Los pastores expresaron su temor de alguien fuera arrestado por recoger a personas que se dirigieran a la iglesia los domingos por la mañana.

La contratación de más policías estatales forma parte de las extensas medidas de seguridad contempladas en la ley.

La ley ahora se presentará ante el pleno de la Cámara de Representantes de Texas.