Wynton Marsalis suspende visita a Venezuela

El músico estadounidense Wynton Marsalis canceló una visita a Caracas en medio de las tensiones que enfrentan las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

El trompetista de jazz de 53 años iba a arribar esta semana a la capital venezolana como parte de una gira por Latinoamérica junto con la Jazz at Lincoln Center Orchestra, indicó la Fundación Musical Simón Bolívar el martes por la noche en un comunicado. Planeaban ofrecer una serie de conciertos y actividades educativas.

La orquesta del afamado artista indicó en la misiva que "desafortunadamente, nuestra presencia en Venezuela, en este momento particular, podría desviar la atención de la tan merecida celebración de las cuatro décadas de excelencia de El Sistema".

Marsalis tenía previsto ofrecer tres conciertos en Caracas junto con algunos de los miembros de su orquesta, además de diez actividades educativas con los niños y jóvenes del Sistema Nacional de Orquestas, una de más reconocidas canteras de músicos del mundo de donde han salido figuras como el director Gustavo Dudamel.

El artista estuvo por última vez en Venezuela en el 2005 para celebrar los 30 años del Sistema. Espera volver en un futuro al país, pero no se precisó fecha.

El Teatro Teresa Carreño, donde se realizarían dos de las presentaciones de Marsalis, anunció el miércoles en su página de internet que a partir del 17 de marzo se iniciará el proceso para regresar el dinero a las numerosas personas que compraron entradas para los conciertos.

La cancelación se produce en medio del recrudecimiento de las tensiones entre Washington y Caracas luego que el gobierno estadounidense ordenó esta semana congelar bienes de siete funcionarios venezolanos en territorio estadounidense al declarar a Venezuela como amenaza extraordinaria para la seguridad nacional.

Las medidas de Washington se dan pocos días después que el presidente Nicolás Maduro aprobó una serie de acciones diplomáticas que incluyeron la reducción de los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Caracas y la exigencia de visa a los turistas estadounidenses.