Preocupa a jefe militar de EEUU lucha contra Estado Islámico

El militar estadounidense de más alto rango dijo que aunque el apoyo de Irán contra Estado Islámico es de ayuda, Estados Unidos sigue preocupado por lo que suceda cuando "los tambores dejen de sonar" y el grupo extremista sea derrotado.

El general Martin Dempsey, presidente del Estado Mayor, dijo el miércoles a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que cualquier cosa para contrarrestar al Estado Islámico es "positiva". Pero indicó que existe preocupación sobre si combatientes respaldados por Irán, que son chiíes, se volverán en contra de los iraquíes sunníes y desestabilicen más a Irak.

"Todos estamos preocupados por lo que pase cuando dejen de sonar los tambores y el grupo Estado Islámico sea derrotado, y si el gobierno de Irak seguirá en el camino de ofrecer un gobierno incluyente para todos los grupos", dijo Dempsey. "Estamos muy preocupados por eso".

"Lo que estamos observando con cuidado es si las milicias --autodenominadas Fuerzas de Movilización Popular-- cuando recuperen el territorio perdido, lleguen a participar en actos de castigos y limpieza étnica", agregó el general. "No hay indicio de que existan sucesos extendidos hasta el momento, pero observamos la situación con cuidado".

Dempsey acompañó al secretario de Estado, John Kerry, y al titular de Defensa, Ash Carter, en el testimonio que dieron ante el Congreso sobre la petición del presidente Barack Obama de tener más facultades para lanzar operaciones de combate contra el grupo islámico.

El debate ocurre en momentos que los demócratas han manifestado su preocupación de que esto pueda llevar a una guerra declarada de Estados Unidos en el Medio Oriente y la opinión de los republicanos de que eso no debería atar las manos del comandante en jefe.