Liberia recuerda a las víctimas del ébola

Los liberianos efectuaron el miércoles un servicio religioso por las víctimas del ébola en el 99no Día Nacional de la Decoración, un feriado que se dedica tradicionalmente a limpiar y redecorar las tumbas de los seres queridos.

Más de 4.100 personas murieron en Liberia desde que comenzó el brote hace un año en Africa occidental. La enorme mayoría de las víctimas fueron cremadas, de modo que la reunión en una iglesia presbiteriana en la capital Monrovia fue para recordar a los muertos sin tumbas.

Unos 20 barriles de cenizas de unas 3.000 víctimas serán enterrados en un lote adquirido por el gobierno como cementerio para las víctimas del ébola. Algunos cadáveres de personas que supuestamente fallecieron de la enfermedad fueron enterrados el miércoles en un nuevo cementerio en las afueras de Monrovia.

Después que se declaró curado el último caso de ébola el 5 de marzo y el último paciente fue dado de alta, Liberia está contando los 42 días hasta el 16 de abril cuando, si no se reportan nuevos casos hasta entonces el país podrá ser declarado libre de ébola. Sierra Leona y Guinea siguen luchando por contener el brote.

"El ébola debe irse", afirmó el predicador pentecostal Kortu Brown, vicepresidente del Consejo de Iglesias de Liberia. "Tú, ébola. Nosotros los liberianos queremos a los extranjeros. Pero no a los extranjeros como tú, y por eso cuando te vayas no regreses porque no te daremos visa".

El pastor bautista Samuel Reeves confió en que los servicios religiosos contribuyan al consuelo de los dolientes.

El titular de la lucha contra el ébola en Liberia, ministro de Salud adjunto Tolbert Nyenswah, recibió una ovación durante el servicio. Dijo a The Associated Press que "el gobierno decidió efectuar una ceremonia nacional en la que documentará las estadísticas de las personas que murieron de ébola".

Miles de personas que pudieron enterrar a sus seres queridos en los cementerios liberianos acudieron a limpiar y decorar las tumbas.