Kerry critica carta de legisladores republicanos a Irán

El secretario de Estado John Kerry afirmó el miércoles que los legisladores no podrán modificar los términos de ningún acuerdo nuclear con Irán porque no sería de cumplimiento obligatorio, una afirmación que probablemente provocará una mayor oposición en el Congreso.

Kerry, que representa a Washington en las conversaciones con Teherán, dijo que reaccionó con "total incredulidad" a una carta firmada esta semana por 47 senadores republicanos en la que advierten a los líderes iraníes que un acuerdo con el presidente Barack Obama podría expirar el mismo día en que deje el cargo.

Kerry dijo a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que la carta socavaba la política exterior de Estados Unidos y que era legalmente incorrecta.

"Hemos sido claros desde el principio: no estamos negociando un plan legalmente obligatorio", dijo Kerry al panel. "Estamos negociando un plan con la capacidad de aplicarse. En estos momentos no tenemos siquiera relaciones diplomáticas con Irán".

Kerry agregó que la carta presentada el lunes por el senador Tom Corton "ignora más de dos siglos de precedentes en la conducción de la política exterior estadounidense".

Mientras los tratados formales requieren la ratificación de dos tercios del Senado, "la vasta mayoría de los acuerdos internacionales no lo requieren", afirmó. "Y por todo el mundo tenemos hoy todo tipo de acuerdos ejecutivos", desde la protección de los soldados estadounidenses en Afganistán "hasta todo tipo de objetivos de política exterior no controversiales y ampliamente apoyados".

El gobierno de Barack Obama y los demócratas han condenado enérgicamente la carta de Cotton, firmada por el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, y varios aspirantes a la candidatura presidencial republicana. Advierten a los líderes de Irán que "el próximo presidente podría revocar tal acuerdo ejecutivo de un plumazo y futuras legislaturas podrían modificar los términos del acuerdo en cualquier momento".

Kerry, que se reunirá con el canciller iraní Mohammad Javad Zarif la semana próxima en Suiza en una nueva ronda de conservadores, dijo que la carta de los senadores "afirma erróneamente que es un plan de cumplimiento obligatorio. No lo es, en primer lugar. Segundo, es incorrecto cuando dice que el Congreso puede modificar los términos de un acuerdo en cualquier momento. Eso está totalmente equivocado. No tiene el derecho de modificar un acuerdo concertado entre un ejecutivo y otro".

Ninguna de las dos partes ha enfatizado la necesidad de un acuerdo vinculante porque los dos tienen sus recursos. Si Irán no cumple, el gobierno de Obama ha hablado de reimponer sanciones. Y si Estados Unidos no cumple con su parte, los iraníes pueden aumentar el nivel de enriquecimiento de uranio que los acercaría a la capacidad de producir armas nucleares.