México anuncia nuevas medidas para enfrentar caída del peso

México anunció el miércoles la venta diaria de 52 millones de dólares por los siguientes tres meses para enfrentar la volatilidad del mercado cambiario, que ha llevado al peso a sus peores niveles históricos.

La venta hará que se reduzca el ritmo de la acumulación de las reservas internacionales y es una medida adicional al mecanismo de subasta de 200 millones de dólares que se anunció en diciembre y que se activa sólo cuando la moneda mexicana se deprecia 1,5% respecto de la jornada anterior, señaló la Comisión de Cambios integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco Central.

Las reservas internacionales del Banco Central suman casi 195.000 millones de dólares, una disminución de 801 millones de dólares respecto a la semana anterior.

Los primeros 52 millones de dólares se vendieron el miércoles a un promedio de 15,4525 pesos cada uno y contribuyó a que el peso cerrara en el mercado interbancario a un mejor nivel, al cotizarse en 15,4655 por moneda estadounidense.

La moneda mexicana cerró el martes en el mercado interbancario a 15,62 pesos por dólar, una caída de un 0,72% respecto de la jornada anterior cuando cerró en 15,51, según datos del Banco Central. Ambas cotizaciones representan los peores niveles históricos desde que el 9 de marzo de 2009 el peso llegó a 15,49 por dólar.

"La depreciación del peso y la reciente disminución de las reservas internacionales son una indicación de que inversionistas buscan refugio en (el mercado) en dólares de Estados Unidos", señaló el miércoles en una nota escrita Alfredo Coutiño, director para América Latina de la consultoría Moody's Analytics.

Moody's Analytics señaló que sólo en lo que va del año el peso se ha depreciado un 6%.

La Comisión de Cambios señaló que con la nueva medida espera "proveer de mayor liquidez al mercado cambiario". A diferencia de la subasta de 200 millones, la venta diaria de 52 millones se hará sin precio mínimo.

Añadió que la venta se realizará a partir del miércoles y hasta el 8 de junio, cuando se evaluará si se extiende o no el mecanismo.

Analistas han señalado que el peso enfrenta presiones en medio de especulaciones de que está más cercano un incremento de las tasas de interés en Estados Unidos ante un mejor comportamiento de la economía, lo cual genera una mayor demanda de dólares en el mercado mexicano para llevarlos al vecino del norte, con lo que su precio se fortalece frente a la moneda local.

Coutiño consideró que si México no incrementa su tasa de interés de referencia, actualmente en 3%, "el mercado doméstico de bonos perderá competitividad y generará una más intensa fuga de capital".