Venezuela: intensificarán controles en empresas

El presidente Nicolás Maduro anunció el jueves un plan para intensificar la fiscalización de la producción, el transporte y el comercio de bienes, así como la importación de 600 millones de dólares en productos de Colombia para combatir el desabastecimiento.

Maduro denunció, sin presentar pruebas, que la oposición estaría preparando un "colapso total" para afectar la economía, y anunció un conjunto de acciones para intensificar a partir de la próxima semana las inspecciones en las empresas y enfrentar así los supuestos planes para agudizar el desabastecimiento de algunos productos.

Venezuela viene enfrentando desde principios de año una galopante inflación y severas dificultades de abastecimiento de algunos alimentos, medicinas y bienes básicos como papel higiénico debido a la caída de la producción y las importaciones generada por la merma en la entrega de las divisas oficiales. La inflación interanual cerró en agosto en 45,4% mientras que el índice de escasez se ubicó en 20%, una de las tasas más altas que se ha alcanzado desde el 2009 cuando comenzó a difundirse el indicador.

En una cadena de radio y televisión, el mandatario dijo que para enfrentar el supuesto complot opositor acordó una "inspección general de todas las empresas del país para ver sus niveles de producción", así como un plan de fiscalización general de los comercios, supermercados y empresas de transporte.

Como parte de las nuevas acciones, Maduro decidió también crear un "órgano superior de la economía para garantizar el abastecimiento y el funcionamiento de toda la economía", y hacer frente a las supuestas acciones de sabotaje.

Para atender el problema de desabastecimiento, Maduro dijo que en la víspera conversó con su par colombiano, Juan Manuel Santos, y decidieron elevar las importaciones de diversos rubros colombianos para cubrir la demanda local y fortalecer las reservas alimentarias del gobierno.

"Debe empezar a llegar a Venezuela la próxima semana más de 600 millones de dólares en compras a Colombia para fortalecer el abastecimiento de productos para el pueblo", expresó el mandatario durante un encuentro en la capital con oficialistas.

Venezuela es altamente dependiente de las importaciones, las cuales suplen más de la mitad de los alimentos procesados que se consumen en el país, según cálculos de la encuestadora local Datanálisis. Durante el 2012 las importaciones alcanzaron casi los 60.000 millones de dólares.

De acuerdo a cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia, en el primer semestre de este año los industriales colombianos vendieron a Venezuela productos por un valor de 1.175 millones de dólares, lo que representa una caída de 4,3% con respecto al mismo período del 2012, cuando exportaron 1.228 millones de dólares.

El comercio entre los dos países se ha visto afectado por un estricto control de cambio que tiene Venezuela desde el 2003, y la millonaria deuda que se mantiene desde hace varios años con exportadores colombianos.

En sus casi cinco meses de gobierno, Maduro ha denunciado cuatro planes de magnicidio y más de una decena de acciones de sabotaje y complot. La oposición ha desestimado las denuncias y ha señalado que el gobernante recurre a esas acciones para distraer la atención de los venezolanos de los severos problemas del país.