Holmes toma ventaja de 4 golpes en Doral

J.B Holmes se anotó un eagle y ocho birdies para tomar una ventaja de cuatro golpes en el torneo de Doral.

Holmes, quien firmó una tarjeta de 62 impactos, 10 debajo del par, dijo que no le agrada el campo Blue Monster, por considerarlo demasiado fácil para un certamen del World Golf Championship.

Y en la jornada, demostró que no tiene muchas dificultades aquí. Su marcador empató el récord del torneo.

"Fui capaz de colocar los disparos donde quería ponerlos, tuve buenos golpes y hoy estuve afinado con el putter", dijo Holmes. "Si se combina todo esto, pues resulta que hice todo bien y tuve un buen marcador".

Tras semejante declaración parecería que este campo en el Trump National Doral es pan comido. Pero resulta que a todos los demás se les complicó.

Rory McIlroy volvió a mostrarse errático con el swing y acumuló 40 golpes tan sólo en los primeros nueve hoyos. En los últimos seis estuvo bastante irregular, con un eagle, tres birdies y dos bogeys, pero alcanzó a entregar una tarjeta de 73.

El norirlandés, primero del "ranking", ha tenido un desempeño terrible en las tres rondas que ha disputado en Florida este año, con marcadores de 73, 74 y 73.

Phil Mickelson estuvo peor incluso, con 74 y no registró un solo birdie, algo que no le había ocurrido en 186 rondas dentro de la Gira de la PGA, desde el último día del US Open de 2012 en el Olympic Club.

"¿Diez bajo par? Están bromeando", dijo Shane Lowry tras conocer el marcador de Holmes. El irlandés consiguió a duras penas un 71.

Ryan Moore estaba al lado suyo, hasta que su tiro de salida al 18 --par 15) se fue al agua para un doble bogey. Con todo, rescató una anotación de 66.

"Fue una verdadera prueba de golf", dijo Moore. "Quiero decir, es difícil, pero puedes hacer algunos birdies".

Para Holmes fue un día de campo.