Liberia da de alta a su última paciente de ébola

Liberia dio de alta el jueves a su última paciente de ébola de un centro de tratamiento, con lo que comenzó su cuenta regresiva para ser declarada libre del virus.

"Hoy soy una de las personas más felices del mundo porque no fue sencillo pasar por esta situación y salir con vida", dijo Beatrice Yardolo, una maestra de 58 años, a The Associated Press tras ser dada de alta. Al salir de la clínica con una blusa amarilla brillante, gorra de hospital y una amplia sonrisa, Yardolo le agradecía constantemente a Dios y a los trabajadores en el centro de salud.

Yardolo dijo que fue admitida al centro de tratamiento contra el ébola operado por China en el distrito de Paynesville en Monrovia el 18 de febrero. La madre de cinco hijos es del condado nororiental de Nimba, cerca de las fronteras con Guinea y Costa de Marfil, pero vive en Monrovia, donde enseña inglés en una escuela operada por religiosos.

La comunidad de St. Paul's Bridge, en la que reside y trabaja, se había convertido en el último foco de infección de ébola en Monrovia, de acuerdo con Tolbert Nyenswah, subministro de Salud y jefe de respuesta contra el ébola en el país.

El alta de Yardolo brinda esperanzas a Liberia luego de casi un año de combatir la letal enfermedad, que dejó más de 4.100 muertos en esta nación del occidente de África.

No hay más casos confirmados de ébola en el país, y por lo tanto Liberia puede comenzar un conteo de hasta 42 días para ser declarada libre del virus de acuerdo con los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, señaló Nyenswah el miércoles. Pidió a todos los habitantes del país comprometerse para mantenerse "sin infecciones de ébola" al apegarse estrictamente a las regulaciones para prevenir la enfermedad.

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, ha dicho que ningún país puede declararse libre de este mal hasta que se haya erradicado en otras naciones.

Sierra Leona, Libera y Guinea han sido las más afectadas durante el brote, que se estima ha cobrado la vida de más de 9.800 personas.

"Es una señal alentadora para Liberia. Sin embargo, no hay lugar para la complacencia debido a que los números de nuevos casos de ébola en la región han aumentado esta semana", señaló Vickie Hawkins, directora de la rama en Gran Bretaña de la organización activista Médicos Sin Fronteras. "La gente se traslada con facilidad entre las porosas fronteras que separan Guinea, Liberia y Sierra Leona, así que hasta que pasen 42 días sin casos nuevos en cualquiera de los tres países más afectados necesitamos mantenernos alerta".

La OMS reportó el miércoles 132 nuevos casos la semana pasada, un incremento con relación a los 99 reconocidos una semana antes. La agencia informó que la propagación del ébola en Sierra Leona sigue siendo "amplia" y recalcó que los casos han aumentado ahí y en Guinea.

___

La periodista de The Associated Press Maria Cheng en Londres contribuyó con este despacho.