Menos restricciones para diplomáticos EEUU y Cuba

Durante décadas, los diplomáticos cubanos y estadounidenses sufrían estrictas restricciones en cuanto al área en que se podían trasladar en el otro país.

En las Naciones Unidos en Nueva York, los diplomáticos cubanos no pueden viajar más allá de un radio de 40 kilómetros (25 millas) al rededor del Columbus Circle de Manhattan, o acercarse a Washington sin la autorización del Departamento de Estado.

Entretanto en Cuba, los empleados de la Sección de Intereses de Estados Unidos deben entregar sus itinerarios a las autoridades cubanas si quieren viajar más allá de La Habana.

En semanas recientes, sin embargo, funcionarios de los dos países han estado gradualmente aventurándose más allá de las barreras.

En Cuba, funcionarios estadounidenses han admitido en privado que se les ha hecho más fácil obtener permiso para viajar fuera del perímetro autorizado.

Y la semana pasada, dos cónsules de la Sección de Intereses de Cuba en Washington realizaron una discreta visita a Miami donde se reunieron con representantes de compañías estadounidenses que ofrecen vuelos fletados a la isla y fueron con grupos pequeños de exiliados cubanos para hablar sobre cómo reducir las reacciones permitiéndole a los cubanos viajar con más libertad, e implicar otras reformas.

Hace unos pocos meses, el director de la Sección de Intereses de Cuba llevó una carta dirigida a una escuela de derecho de la Universidad de Georgia sobre el tema del embargo comercial. Dos otros funcionarios cubanos fueron a Tampa en marzo para asistir un evento sobre una reconciliación entre Cuba y Estados Unidos.

"En el pasado no han tenido mucha suerte", opinó Wayne Smith, ex director de las Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana y uno de los anfitriones de la conferencia realizada en Tampa, titulada: "Una reconciliación con Cuba: Beneficiará a Tampa, beneficiará a Florida, beneficiará a todo Estados Unidos".

Añadió Smith: "En el pasado el Departamento de Estado usualmente nos decía que no, pero en este caso nos dijeron que sí, y yo diría que nos hablaron con un tono diferente, un tono más positivo".

Las menores restricciones al desplazamiento son parte de un lento descongelamiento de las relacioes entre los dos países, que este miércoles sostendrán una ronda de negociaciones sobre temas migratorios. El mes pasado, Cuba y Estados Unidos realizaron conversaciones sobre cómo reanudar el servicio postal directo. Un juez federal estadounidense permitió que un agente de la inteligencia cubana regresara a au país en mayo. Y Cuba recientemente permitió que un médico estadounidense eximara al subcontratista estadounidense encarcelado en Cuba, Alan Gross.

Robert Pastor, director del Centro de Estudios Norteamericanos en la American University, calificó las gestiones como "pasos cautelosos".

"Si el propósito en general es averiguar si los cubanos están interesados en una relación seria, creo que pronto descubriremos que la respuesta es sí", expresó Pastor. "Y de allí se podrá proceder a temas más amplios".

Estados Unidos y Cuba no tienen embajadas en el otro país y las relaciones diplomáticas entre ellos son casi inexistentes desde la revolución comunista de 1959. Sin embargo desde 1977, ambas naciones tienen en la otra una Sección de Intereses, bajo la protección legal de las embajadas suizas.

En medio de la Guerra Fría, ambos países impusieron límites a la distancia en que sus diplomáticos pueden trasladarase en el otro país.

"Creo que había un temor al espionaje y por ello querían evitar que los diplomáticos estén husmeando en lugares donde les era difícil seguirlos", dijo Pastor.

¿Sigue vigente ese temor? Depende de a quién le pregunte.

"Cuba no es un rival militar de Estados Unidos", aclaró Pastor. "No pueden lanzar un ataque sorpresa contra Estados Unidos, no hay ninguna razón militar verdadera para que ellos están espiando".

La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, de Florida, dijo sin embargo que la amenaza sigue vigente.

"En momentos en que un ciudadano estadounidense languidece en una cárcel de Castro en base a acusaciones falsas, se le permite a los espías de la tiranía visitar Miami para que sigan cometiendo sus actividades de espionaje", comentó Ros-Lehtinen.

Cuba sigue estando en la lista de Estados Unidos de estados que patrocinan el terrorismo. En el 2001, cinco agentes de la inteligencia cubana fueron hallados culpables de espiar a grupos de exiliados, políticos e instalaciones militares en el sur de la Florida. Cuatro de esos hombres permanecen en cárceles estadounidenses.

El gobierno de La Habana niega estar vinculado al terrorismo y sostiene que su inclusión en la lista es por venganza política. En Cuba, los espías son considerados héroes.

El Departamento de Estado estaba al tanto del viaje de los diplomáticos cubanos a Miami, según un funcionario de esa dependencia diplomática que pidió permanecer en el anonimato. El departamento se negó a dar más detalles.

Las llamadas a la Sección de Intereses de Cuba en Washington no fueron contestadas. Usualmente los representantes de Cuba en Washington no responden inmediatamente a una solicitud de periodistas extranjeros.

Quienes se reunieron con los diplomáticos relataron dijeron que los temas fueron de carácter burocrático, como la renovación de pasaportes. Tessie Aral, presidenta de ABC Charters, dijo que participó en un encuentro que buscaba acercar a agencias de viajes con las oficinas de turismo en Cuba.

"Siempre ayuda reunirse con funcionarios de cualquier gobierno que nos puedan explicar cómo podemos mejorar la ayuda a nuestros clientes", expresó Aral.

Pero el traslado de los diplomáticos cubanos ha sido casi exclusivamente para hablar con grupos que favorecen más contactos con la isla. En por lo menos dos de las reuniones en Miami, los diplomáticos hablaron sobre la necesidad de aumentar los viajes y los intercambios entre los dos pueblos.

En un video colocado en internet por un grupo de Miami que se opone al embargo, el cónsul general Llánio González Pérez le relató a un grupo de unas 20 personas cómo los cubano-estadounidenses algún día podrán invertir en la isla y hasta jubilarse allá. Manifestó que una buena cantidad de cubanos en los Estados Unidos viajan a menudo y algunos incluso regresan.

"Hoy en día, mucha gente tiene la posibilidad de ir y venir, prácticamente viviendo en ambos lugares", comentó.

El encuentro tuvo lugar en un salón con largas cortinas que cubrían del techo al suelo. En una pared colgaba un retrato de Fidel Castro y Hugo Chávez dándosela mano, junto con un retrato más pequeño del Che Guevara. González llegó una camisa de manga corta color rosada y unos pantalones negros.

Tony Zamora, un veterano de la invasión de Bahía de Cochinos que se reunió con González y con otro diplomático cubano, dijo que hablaron de una carta firmada por más de 200 cubano-estadounidenses en la que critican la decisión del gobierno estadounidense de continuar colocando a Cuba en la lista de países patrocinantes del terrorismo.

"Por supuesto también hablaron de la posibilidad de que algún día tendrían un consulado en Miami", relató Zamora.

Ese tipo de lenguaje hubiera sido impensable hace apenas un año, cuando todo el que salía de Cuba era considerado un emigrante permanente, relató Arturo López Levy, un economista cubano que da clases en la Universidad de Denver.

"La visita por el cónsul Llanio González es importante también porque una visita a Ohio o una visita a Seattle no atrae tanta atención como una visita a Miami", expresó Levy.

De hecho, las visitas de los diplomáticos a Tampa y Georgia generaron escasa reacción.

En contraste, sectores de oposición más firme en el comunidad cubanoestadounidense de Miami comenzaron a comentar tan pronto el video de la reunión en Miami fue colocado en línea.

Ninoska Pérez Castellón difundió una parte de la reunión entre González y la Alianza Martiana en su programa de radio.

"Creo que es realmente vergonzoso que el Departamento de Estado vaya a concedefrles este permiso de venir a Miami", comentó. "Mucha gente está muy molesta con todo esto3/8

Para ese entonces, sin embargo, los diplmámticos ya sde jabían ido".

_

Contribuyeron a este reportaje los corrsponsales de la Associated Press Peter Orsi en La Habana y Matthew en Matthew Washington.

_

Christine Armario en Twitter: http://www.twitter.com/cearmario