Mujica y Rousseff inauguran parque eólico en Uruguay

José Mujica realizó el sábado uno de sus últimos actos públicos como presidente uruguayo al inaugurar junto a su par brasileña, Dilma Rousseff, el parque eólico de Artilleros, en Colonia, en el suroeste del país.

Con una capacidad de generación de 61,5 MW, el parque eólico constituye el primer emprendimiento en el extranjero de la empresa brasileña Eletrobras, en colaboración con la empresa nacional de energía uruguaya (UTE) y la compañía privada fabricante de turbinas Suzlon.

El parque instalado en Colonia, a unos 180 kilómetros de Montevideo, supone una inversión de 100 millones de dólares y se enmarca dentro de la política energética de Uruguay, un país donde 84% de la energía en 2013 se produjo de fuentes renovables y que aspira a que ese porcentaje alcance un 90% este año y a reducir su dependencia del petróleo.

"Esta asociación va a beneficiar a Brasil y a Uruguay. Se trata de la integración del sistema eléctrico de los dos países", afirmó en la inauguración Rousseff, quien engloba el proyecto en una visión de colaboración entre ambos países.

La mandataria brasileña viajó a Uruguay para asistir el domingo a la ceremonia de investidura de Tabaré Vázquez, quien toma el relevo de Mujica como presidente del también partido de coalición de izquierdas Frente Amplio, en el tercer mandato consecutivo de esta fuerza política en el país.

"Tengo la certeza que las relaciones entre Brasil y Uruguay se profundizarán cada vez más con la llegada del presidente Tabaré", escribió Rousseff en Twitter. Afirmó sentirse "emocionada" de asistir a la despedida de Mujica, un presidente que tiene la capacidad de juntar "realidad con utopía".

"Vamos a trabajar para garantizar que en América Latina alcanzamos los sueños de Pepe Mujica: democrática, libertaria y desarrollada", tuiteó.

Por su parte, Mujica afirmó en la inauguración que habrá "integración si hay voluntad política", recordando que "el triunfo depende de nosotros mismos y el fracaso también".