Milan empata con Chievo; se aleja de copas europeas

Milan frenó el sábado su carrera hacia las competiciones europeas, al resignarse a un nuevo empate, esta vez 0-0 con el Chievo Verona en el arranque de la 25ta fecha de la Serie A de Italia.

Los "rossoneri" se ubicaron en el noveno lugar con 34 puntos, a cinco de la zona europea, que es su objetivo mínimo tras un mal inicio del campeonato. Chievo tiene 25, en la parte baja de la tabla de posiciones.

Juventus es el líder del torneo italiano con 57 unidades, seguido por la Roma con 48. Ambos se enfrentarán el lunes, en el partido más importante de la fecha.

En el estadio del Chievo en Verona, el resultado fue fiel reflejo de lo sucedido en la cancha. Durante el primer tiempo no hubo ningún tiro directo al arco de parte de los equipos.

Milan hizo pesar sus mayores condiciones técnicas, pero sus jugadas fueron lentas y previsibles, contra un adversario que no solo se defendió bien, sino que creó prácticamente las mismas acciones de peligro.

Solo hubo algunas escaramuzas frente a las puertas de los dos equipos, pero los atacantes no lograron concretar, sobre todo por su propia inoperancia, más que por la habilidad de las defensas.

Una de las pocas ocasiones de gol del Chievo llegó a los 25 minutos, cuando el portero español del Milan, Diego López, se arrojó a los pies de Sergio Pellissier para evitar la caída de su valla.

El Milan pudo haber aprovechado mejor una opción en que el atacante Mattia Destro desvió un centro a los 45 minutos, y el balón superó por varios metros el travesaño.

En el segundo tiempo, los dos equipos decidieron tirar toda la carne a la parrilla en búsqueda de una victoria. El Milan la necesitaba para acercarse a los puestos europeos y el Chievo para alejarse de la peligrosa zona del descenso.

El japonés Kesisuke Honda, quien acababa de entrar, tocó el balón, remató al arco y golpeó el travesaño a los 48 minutos, en la ocasión más peligrosa del Milan.

A los 65, el defensor del Chievo Federico Mattiello alcanzó a despejar un peligroso centro del francés Jeremy Menez, anticipándose a Giacomo Bonaventura, quien sólo necesitaba empujar el balón para convertir el gol.

El Milan siguió buscando el triunfo, mientras el Chievo se conformó con la igualdad en la parte final del partido.

El domingo jugarán Cagliari-Verona, Atalanta-Sampdoria, Cesena-Udinese, Palermo-Empoli, Sassuolo-Lazio, Inter-Fiorentina y Torino-Napoli. La nueva fecha del calcio concluirá el lunes con Roma-Juventus.

El Parma sufrió la segunda suspensión de un partido por sus problemas económicos. Esta vez debía ir a jugar con el Genoa.