Bachelet visita en hospital a niña que le pidió eutanasia

La presidenta de Chile visitó el sábado en el hospital a una niña de 14 años que sufre una enfermedad incurable --fibrosis quística-- y que días atrás le pidió permiso para morir por eutanasia.

La fibrosis quística afecta a múltiples órganos, especialmente los pulmones, y genera periódicas infecciones que deterioran los tejidos.

Michelle Bachelet acudió --junto a la ministra de Salud, Carmen Castillo-- al hospital Clínico de la Universidad Católica donde se encuentra Valentina Maureira. Todos charlaron con la niña y su padre durante más de una hora, informó el gobierno en un comunicado.

"Quiero agradecerle a la presidenta porque vino, se hizo presente y estuvimos charlando una hora", comentó Maureira en un video difundido por el canal 24 horas de la televisión nacional TVN sobre la visita de Bachelet al hospital.

Lo conversado no transcendió a la prensa, pero sí se difundieron varias fotografías de la visita, entre ellas una selfie de Valentina con la presidenta, en la cual ambas aparecen sonrientes junto a un oso de peluche.

Valentina también tuvo palabras de agradecimiento para todas las personas que le han enviado mensajes en estos días.

"Bueno, darle las gracias a la gente que me ha apoyado, que ha estado mandándome mensajes. No he podido responder los mensajes porque son muchos. Gracias a la gente por apoyarnos", dijo.

La solicitud de la adolescente a la presidenta conmocionó esta semana al país.

"Solicito hablar urgente con la presidenta porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad y ella puede autorizarme una inyección para quedarme dormida para siempre", dice parte del vídeo que subió a YouTube sin avisar previamente a sus padres Valentina, cuya enfermedad genética incurable ya acabó con la vida de su hermano mayor cuando tenía seis años.

La fibrosis quística afecta a múltiples órganos, especialmente los pulmones, y genera periódicas infecciones que deterioran los tejidos.

Fredy Maureira, el padre de la menor, afirmó en declaraciones a TVN que tras la visita de la mandataria la niña tiene una visión más positiva, y que Bachelet nunca recibió la carta en la que se explicaba la situación que vivía su hija.

"Es fuerte pero tengo que respetar su decisión porque ella es la que está sufriendo esta enfermedad", había dicho el jueves a The Associated Press.

"Yo perdí un hijo de seis años por no tener dinero y no tener órganos... Ella quiere morir dignamente", agregó el padre, recordando que la primera vez que escuchó el deseo de Valentina lloró "toda la noche".

La petición también reabrió el debate sobre la eutanasia en Chile, aunque el gobierno ya manifestó que la legislación del país no permite acoger su solicitud.

"Se trata de un tema del cual no es posible no sobrecogerse, estamos hablando de una menor de edad y sobrecoge, genera sin duda solidaridad. Ahora, la normativa vigente en Chile no permite que el gobierno acceda a una solicitud de esa naturaleza", dijo el jueves el vocero Álvaro Elizalde.