El congreso paraguayo declaró el jueves el estado de emergencia por noventa días por sequía en el Chaco Boreal, un amplio territorio árido ubicado al noroeste de la capital.

La estatal Secretaría de Emergencia Nacional informó que unos 10.000 mil indígenas de diferentes etnias quedaron sin agua y alimentos por lo que comenzó a realizar asistencia social.

Aldo Saldívar, jefe operativo del organismo, dijo que "los camiones cisternas comenzaron a llevar agua a los poblados de los departamentos Presidente Hayes, Boquerón y alto Paraguay, a más de 400 kilómetros de Asunción".

En el territorio chaqueño se encuentran también las colonias agrícolas de menonitas , quienes están organizados en cooperativas y pudieron almacenar grandes cantidades de agua.

La dirección de meteorología informó que no se pronostican lluvias intensas para los próximos treinta días.