McIlroy no pasará el corte en Palm Beach Gardens

El primer torneo de Rory McIlroy dentro de la Gira de la PGA en cinco meses duró sólo dos días.

Su camino de preparación hacia el Masters se topó el viernes con un obstáculo en el torneo de Palm Beach Gardens, cuando el mejor golfista del escalafón mundial consiguió sólo un birdie.

En una jornada lluviosa, el norirlandés se derrumbó en los últimos hoyos. Como resultado, no pasará el corte, tras entregar una tarjeta de 74 golpes, cuatro arriba del par.

Es la primera vez en casi un año que McIlroy juega dos rondas seguidas arriba de par.

El corte no se realizará oficialmente sino hasta el sábado, debido a que la lluvia ocasionó una demora de casi cuatro horas en la segunda ronda. Sin embargo, McIlroy sabe que su marcador lo condena, y ello lo tiene descontento.

"Me desagrada no pasar el corte", comentó. "Uno quiere jugar todo el fin de semana y yo no lo haré. No voy a jugar este fin de semana y eso no es agradable".

La jornada sí fue satisfactoria para Patrick Reed, quien se recuperó de un doble bogey en el comienzo del recorrido. No volvió a incurrir en bogey durante el resto de la ronda para firmar una tarjeta de 67 impactos.

El texano estaba tenía un total de 134 golpes, seis debajo del par. Ninguno de los golfistas que comenzaron al final alcanzó a jugar más de 12 hoyos antes de que la noche cayera, lo que obligó a suspender la ronda.

Brendan Steele se anotó birdies en los cuatro hoyos que disputó, y estaba en ocho bajo par.

Este torneo se considera el comienzo de la preparación para el Masters.

Todos los latinoamericanos se ubicaron provisionalmente arriba del par. El colombiano Camilo Villegas tenía un acumulado de 144 golpes, más cuatro, seguido por el venezolano Jhonattan Vegas, con 147; el argentino Andrés Romero, con 149, y el mexicano Carlos Ortiz, con esa misma cifra.