Serie de ataques deja 10 muertos en Irak

Una serie de ataques con morteros y bombas en Bagdad y sus alrededores mató el viernes a 10 personas, al tiempo que la policía de la capital descubrió seis cadáveres baleados, informaron las autoridades.

En el distrito de Dora, en el sur de Bagdad, proyectiles de morteros mataron a dos personas dentro de sus casas por la mañana e hirieron a otras cuatro.

En el barrio occidental de Sadiya, una bomba estalló junto a un mercado mayorista de verduras, con un saldo de tres muertos. Otra bomba detonó junto a un mercado al aire libre en el área de Sabaa al-Bour, al norte de la capital, matando a tres personas e hiriendo a ocho.

Poco después de la puesta del sol, dos personas más murieron y cinco resultaron heridas al estallar una bomba en una calle comercial en el distrito sureño de Nueva Bagdad, dijo la policía.

Funcionarios médicos confirmaron las cifras de víctimas. Todas las fuentes hablaron a condición de preservar el anonimato por no estar autorizadas a dar información a los medios.

En tanto, seis cadáveres con disparos en la cabeza y el pecho fueron descubiertos en un suburbio al norte de Bagdad. El abandono de cuerpos en la calle fue algo común durante la violencia sectaria que azotó el país hace varios años.

Irak registra ataques casi diarios a menudo reivindicados por el grupo extremista Estado Islámico, que capturó una tercera parte del país el año pasado.